Un abogado abandonó su auto en una playa de estacionamiento hace cinco años. Hace pocos días murió y nadie se hace cargo de la deuda.

Con tierra acumulada desde hace cinco años, un Peugeot 504 permanece inmóvil en un estacionamiento de la ciudad de Córdoba. Su dueño lo abandonó allí en agosto de 2013 Hace pocos días el hombre murió. Y al día de hoy la deuda escaló a $144 mil.

No hay ningún misterio más allá de la insólita situación. El encargado de la playa de estacionamiento conocía al propietario del auto y le pidió reiteradas veces que lo sacara, pero el hombre, de profesión abogado, le dijo: “Por lo que te debo, el auto es tuyo”.

Para José Ipólito, playero del lugar y titular de la Cámara de Playas de Estacionamiento de Córdoba, en realidad el abogado no le hizo ningún favor dejándole el coche. Según cuenta al diario La Voz, nunca se concretó la transferencia formal y, de todos modos, perderá la plata. La deuda supera los $140 mil, mientras que el auto cuesta $30 mil.

Hace pocos días, el titular del auto falleció y eso sólo complica más la historia, porque nadie se hace cargo del Peugeot y mucho menos de la deuda acumulada en casi cinco años. Y hay más detalles: según los registros municipales, el vehículo figura a nombre de la presunta viuda con una deuda de $6.330 (con dos juicios incluidos) por el Impuesto Automotor y una mora de $2.272 (con tres juicios) por infracciones en la capital cordobesa.

Al encargado del lugar, a esta altura, le resulta más importante recuperar el espacio de estacionamiento que el dinero, que ya lo da por perdido.

Sin embargo, la situación está trabada por una serie de conflictos burocráticos, a los que ahora se suma el fallecimiento del dueño. Ipólito está más resignado que sorprendido. Cuenta que en otra oportunidad le dejaron un auto abandonado durante seis años. En ese caso el desenlace fue diferente, ya que cumplido ese plazo el dueño regresó para reclamarlo. Ipólito se lo había regalado a un amigo, pero entre ambas partes llegaron a un acuerdo.

Desde la Municipalidad de la Ciudad de Córdoba informaron que no pueden hacer nada para destrabar la situación y que la única vía resolutiva sería iniciar una acción legal contra la familia del difunto para que por fin, después de tanto tiempo, se lleven el auto abandonado.