Con la conducción de Horacio Lucero

Lunes 22 de enero | 02:49

De lunes a viernes
de 6 a 8 de la mañana
Domingos de 9 a 13

¿Acaso Falucho fue un relato de Mitre?

En su obra sobre el libertador don José de San Martín, Bartolomé Mitre, destaca la valerosa acción de un soldado de color, apodado Falucho, que aparentemente pasó a la inmortalidad tras consumar un acto patriótico y heroico en El Callao, Perú, en 1824.

En esa oportunidad, más precisamente un 7 de febrero de ese año, el Falucho referenciado por Mitre en la biografía sanmartiniana que escribió en 1869 y publicó 18 años después, entregó su vida cuando tras una rebelión de tropas del Ejército de los Andes fue ultimado por negarse a arriar la bandera celeste y blanca del mástil de la fortaleza de El Callao.

Para ser más específicos, la situación derivó del estado de virtual abandono en que se encontraban las fuerzas que liberaron Lima de la hegemonía realista una vez que San Martín, en la hermética reunión que mantuvo con Simón Bolívar en Guayaquil entre el 26 y el 27 de julio de 1822 , decidiera dar un paso al costado en la gesta emancipadora.

La salida de San Martín hizo que sus hombres pasaran penurias al extremo de no recibieran a término su paga, ni tuvieran ropas acordes y a lo que se sumaba la injusticia de ser virtualmente ninguneados, por utilizar términos actuales, por las autoridades limeñas y la nueva conducción militar.

Indignado, el sargento primero Dámaso Moyano, mulato e hijo de esclavos, impulsó la rebelión en el fuerte y coqueteó con la posibilidad de pasarse al bando realista, al punto de proponer que en lugar de la bandera celeste y blanca el que flameara fuera el pabellón español, a lo que el moreno Antonio Ruiz, Falucho como le decían, se opuso terminantemente.

Sin documentación respaldatoria y sólo por los registros testimoniales de quienes presenciaron la situación divulgada por el boca a boca hasta convertirla en leyenda, Mitre narró que Falucho rompió su fusil contra el mástil y acusó de traidores a los sublevados, antes de ser fusilado como corolario trágico de lo que se conoce como La sublevación de El Callao.

Sin embargo, la historia podría tener dos derivaciones ya que de ser efectivamente cierta se estaría frente a un misterio hoy difícil de esclarecer: la posibilidad que hubiera más de un Falucho comprometido con el Ejército de los Andes.

Cuando con el tiempo se trataron de buscar precisiones saltó que el miembro del ejército sanmartiniano llamado Antonio Ruiz había muerto ya de viejo y por causas naturales en Lima. O sea que no fue fusilado el 7 de febrero de 1824.

Pero hay más. En 1831 San Martín le respondió desde París una carta al general Guillermo Miller, militar británico que luchó para el ejército libertador en Chile y Perú, en la que le agradecía los saludos que le hizo llegar precisamente Falucho, a quien el militar había encontrado por las calles de Lima.

“Le aseguro que he tenido una verdadera satisfacción con la noticia que me da del célebre y nunca bien ponderado negro Falucho”, puntualizó el Padre de la Patria en la misiva de respuesta a Miller quien había hecho mención que el soldado moreno se honraba de haber peleado a las órdenes de San Martín.

¿En qué lugar queda el héroe negro de Mitre? Al parecer por lo menos dos de los integrantes del ejército libertador encajan en el apelativo que aparenta devenir del sombrero alargado y de dos puntas comunes para los jefes militares de la época. La otra acepción es la embarcación cuyo palo está inclinado hacia proa.

En otro orden, el Falucho de Mitre no se sabe a ciencia cierta dónde y cuándo nació. Sí existe un dato histórico concreto que refiere a que muchos negros de uno y otro lado de los Andes se sumaron a la empresa libertadora que en esta parte del continente encabezó San Martín De hecho, en la rebelión en El Callao había muchos hombres de color y uno de ellos encarnó el relato del valor, el coraje y el amor a la Patria narrado por Mitre.

Por Sergio Tomaro

Publicado por Diario Popular

Comentarios

Comentarios