Los delincuentes se hacen pasar por empleados de Anses y los obligan a realizar un falso trámite por la reparación histórica en los cajeros. Hay al menos 40 denuncias.

La justicia mendocina advirtió sobre una nueva modalidad de fraude a jubilados y pensionados ya que investiga 40 denuncias por estafas que se realizaron y que van desde los 10 mil hasta los 100 mil pesos.

 

Según confirmaron fuentes judiciales, las denuncias están siendo investigadas por la Unidad Fiscal de Delitos Económicos, que logró determinar que las víctimas son en todos los casos adultos mayores que poseen jubilación, pensión o reciben alguna asignación.

 

El modus operandi, según explicaron las fuentes, es el siguiente: los presuntos responsables de la maniobra llaman a sus víctimas por celular y les informan que están por cobrar la reparación histórica de ANSES o que han ganado un premio.

 

Les dicen que para poder acceder al cobro de uno u otro deben realizar de manera urgente un trámite mediante cajero automático.

 

Sin permitir que se corte la comunicación, los que llaman a las víctimas hacen que éstas se dirijan al cajero automático más cercano a su domicilio, una vez allí los guían para el uso del cajero a fin de que hagan el supuesto trámite.

 

Los investigadores lograron descubrir que en realidad los hacen pedir y adjudicar préstamos bancarios preadjudicados que se obtienen por cajero automático.

 

Ese dinero es depositado en las cuentas de las víctimas y luego continúan guiándolas para que ese dinero lo transfieran a las cuentas de las personas que presuntamente se vinculan a esta maniobra ilícita.