Con la conducción de Horacio Lucero

Viernes 15 de diciembre | 03:18

De lunes a viernes
de 6 a 8 de la mañana
Domingos de 9 a 13

Alertan por descontrol de éxtasis durante el verano

Especialistas aseguraron que las bandas dispondrán a unos 20 vendedores en cada evento. Estimaron que un 60% de los jóvenes puede llegar a consumir al menos una pastilla, cuyo costo es de entre 400 y 1.500 pesos.

Especialistas advierten que con la llegada del verano se multiplicarán las fiestas electrónicas y habrá riesgo de descontrol, ya que en cada evento unos 20 vendedores estarán dispuestos a comercializar pastillas de éxtasis, droga que según estimaciones puede captar hasta a un 60% de los adolescentes durante este verano.

La alarma se disparó luego del fallecimiento de un joven rosarino de 35 años (ver aparte), como consecuencia de una intoxicación provocada por el consumo de una pastilla de éxtasis, la droga que se consigue a partir de 400 pesos y que mueve casi 5 mil millones en el mercado nacional, tal como anunció a DIARIO POPULAR Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina.

“Este verano 6 de cada 10 adolescentes van a ir las playas con el objetivo de ver qué pueden probar. Es una de las cuestiones más comunes de estos tiempos en los jóvenes y todos sabemos que las fiestas electrónicas están hechas para la comercialización de productos como el éxtasis”, alertó Izaguirre sobre el fenómeno que se dará en la Costa Atlántica.

Sin embargo, aclaró que “el problema se replica en todo el país, sobre todo en Mar del Plata, el Interior y más aún durante diciembre y enero, meses plagados de este tipos de fiestas”, siendo potenciales víctimas “los chicos de 15 años en adelante, principalmente las nenas que pasan sin inconvenientes”.

Dependiendo de la calidad, cada pastilla cuesta entre 400 y 1.500 pesos. “En algunos casos mutan la molécula y hacen pastillas más potentes y dañinas, como la Superman. Este año todavía no llegó una sustancia nueva, pero hay que estar alerta”, resaltó el especialista.

Por eso, apuntó a la responsabilidad de las autoridades para terminar con este flagelo:“Argentina está en severo riesgo porque no hay controles y hay venta libre de drogas de diseño, fabricadas en territorio nacional. No está seriamente abordado por la clase política”.

“Tiene que ver con una serie de normativas no escritas que permiten las fiestas porque ganan todos. Muchas veces los intendentes lo permiten porque el municipio se queda con buena parte de la entrada e impuestos; en otras oportunidades los organizadores están vinculados con la comercialización de los productos prohibidos”, insistió Izaguirre.

Comentarios

Comentarios