La puerta del consultorio de Silvia Andrea Maddalena no estaba forzada, lo que refuerza esa hipótesis. La Justicia confirmó que fue una “muerte violenta”.

Con hermetismo maneja la Justicia de Alta Gracia la investigación por el asesinato de la odontóloga Silvia Andrea Maddalena (37), cuyo cuerpo fue hallado el sábado por la tarde.

El fiscal Alejandro Peralta Ottonello únicamente confirmó que fue una “muerte violenta”, y no ahondó en detalles para no perjudicar la causa.

Los medios de Alta Gracia confirmaron un detalle: la puerta del consultorio de la odontóloga no estaba forzada, lo que refuerza las sospechas de que alguien del entorno de la víctima podría estar involucrado en el crimen.

De todas maneras, desde el entorno del fiscal aseveran que “no se descarta ninguna hipótesis”.

Según las primeras investigaciones, el hecho se habría producido en la tarde-noche del viernes, pero recién se conoció este sábado luego de que el padre de la joven de 37 años descubrió el cuerpo de su hija en el consultorio, ubicado en avenida Libertador al 1019.