Las autoridades les habían reclamado a las mujeres modificar el largo del uniforme “para evitar posibles abusos”.

Las autoridades de la Escuela Modelo de Mármol le pidieron a sus alumnas de quinto y sexto año que alargaran las polleras “para evitar posibles abusos”. Podría ser una anécdota contada por la abuela de cualquiera de ellas, pero ocurrió el viernes pasado y provocó la reacción de sus compañeros que, para solidarizarse, organizaron un “cambiazo”.

“La pollera está muy corta”, “Generan malestar”, “Hay malos comentarios dando vuelta”. Estos serían solo algunos de los argumentos que escucharon las estudiantes por parte de un empleado administrativo del colegio.

Los varones se sumaron a su enojo y el lunes asistieron al establecimiento vestidos con polleras mientras que las mujeres usaron pantalones, para demostrarle a los directivos que ellas no son responsables ante un abuso por la ropa que usen.

Las imágenes del acto llenaron las redes sociales y no tardaron en viralizarse. “Cambiazo!! Porque si los hombres pueden usar pollera sin que se los acose, el problema no está en el pedazo de la tela”, posteó una alumna y su mensaje fue compartido por más de 8 mil usuarios y recibió más de 30 mil ‘me gusta’.

“Hoy se vivió una experiencia que rompió con la estructura de lo cotidiano, dando pausa entonces a todos los comentarios mal enviados de parte de gente administrativa del colegio. Hoy los alumnos del Modelo Mármol se manifestaron en contra de lo que tristemente tuvieron que escuchar las alumnas el pasado viernes”, escribió otro de los chicos en su perfil de Facebook.

“Esa reunión con las chicas fue una cuestión rutinaria, algo normal. Sin preámbulo, directivos del colegio quisieron hablar con las alumnas sobre los uniformes. Pero sentimos que en esa charla no había quedado clara la situación, ya que está lejos de este colegio creer que el largo de la pollera puede llevar a un abuso”, le indicó a Clarín José Pablo Abd, representante legal del colegio.