Entró a la escuela cuando no estaba autorizada y les gritó a nenes de ocho y nueve años. Quedó grabada en un vídeo de seguridad y otros padres pidieron que se tomen medidas.

El bullying es un mal que todos los días golpea a miles de niños y jóvenes a lo largo del mundo. Y, por lo general, a los padres se les complica encontrar una solución ante la situación. Una madre de EE.UU. se cansó de que intimiden a su hijo y decidió resolver el problema personalmente, pero no de la mejor manera por lo que terminó presa.

Según informó el canal Fox de CarolinaJamie Louise Rathburn fue acusada de irrumpir una escuela del Condado de Greenville e intimidar a nenes de ocho y nueve años en el pasillo, por lo que terminó presa y luego liberada con una fianza de mil dólares.

Rathburn entró a la escuela Primaria Greenbrier frustrada por que creía que estaban intimidando a su hijo de tercer grado, que tenía menos de tres semanas en la institución. Así les habló se enfrentó emocionalmente a sus compañeros de clase en el pasillo frente al aula y todo quedó grabado en vídeo.

El diario local Greenville Online publicó que la mujer abandonó la escena y fue arrestada tres días después, cuando otros padres pidieron medidas luego de conocer la filmación en la que se la ve que les levanta un dedo “en tono amenazante” para que la escuchen.

Rathburn lamentó sus acciones, pero que sigue preocupada por la intimidación de su hijo y de otros niños. Además, declaró que está “decepcionada por la respuesta que recibió de las autoridades”, aunque también admitió que les debe una disculpa a los padres, a los niños y al personal.

Desde la otra vereda, en una declaración a la prensa el distrito informó que “el director de la escuela y el maestro de la clase estaban tomando medidas activas para proteger al niño y remediar cualquier comportamiento inapropiado de sus compañeros”.

Y continuó: “La señora Rathburn recibía actualizaciones regulares de la maestra sobre las interacciones de su hijo con sus compañeros de clase“. Según el comunicado, la maestra “ofreció sugerencias a los padres, además de vigilar de cerca a su hijo y a los señalados de intimidarlo”.

“Debemos señalar que su arresto se produjo después de que adultos preocupados vieron los videos amenazantes y llenos de insultos en los medios”, concluyó el comunicado.