La denuncia administrativa la realizó una cabo de la repartición. “Qué ganas de pon… vamos a la pieza”, le habría dicho el jefe a su subordinada.

El viernes 13 ante el Tribunal de Conducta Policial de Córdoba, la cabo 1° Paola Silvina López denunció al comisario Jorge Camaño, titular de la dependencia de Arroyito, por hostigamiento laboral y acoso sexual.

El abogado Norberto Vaca es el patrocinante de López y dentro de la denuncia se enumeran varios hechos que habría sufrido Lopez frente al titular de la dependencia de Arroyito.

La cabo 1° tiene 9 años de antigüedad en la fuerza policial, siempre en Arroyito.

López  posee “un legajo intachable y calificaciones anuales dignas de un efectivo policial comprometido con la institución y la función” comentó el abogado.

Dentro del relato de la policia figura “en una oportunidad, encontrándose en el Centro de Control Operativo, el comisario Jorge Adrián Camaño se toma los genitales, frotándoselos, y me dice ‘qué ganas de ponerla, vamos un ratito para la pieza’, (en referencia al lugar en donde duerme y vive en la comisaría y que queda cercano al CCO)”.

“Ante semejante manifestación quedé exhorta y sin respuesta alguna. Me quedé callada y nada dije, porque una no sabe qué hacer en estas circunstancias, cuando los que comandan hacen esto y ostentan poder “, señala la cabo en su denuncia.

El comisario Jorge Camaño llegó a la comisaría de Arroyito en el 2019 procedente de la comisaría de Balnearia donde había asumido la jefatura en diciembre de 2017.

En 2014, Camaño oriundo de Villa Carlos Paz, había estado detenido y fue investigado junto a otros dos uniformados de la UR3, Departamental Punilla, por tratar de llevar adelante un plan para convertir una lesión en un partido de fútbol como una herida sufrida con motivo de la actividad laboral y cobrar de ese modo 70 mil pesos de indemnización.

Es su vuelta a la actividad fue destinado a la División Investigaciones de la comisaría de Río Primero, en donde se desempeñó como jefe.

Fuente: En redacción – Gentileza Arroyitociudad – Foto La Voz de San Justo