Una joven de 16 años apareció muerta en la puerta de un hospital y la autopsia reveló que falleció de una sobredosis. Hay un detenido y sospechan del director de una escuela.

Una misteriosa muerte conmocionó a la ciudad de Bahía Blanca el sábado pasado: un hombre, a bordo de un automóvil Gol Trend, abandonó el cuerpo de Mariana Sol Bruna, de 16 años, en la guardia del Hospital Español.

Los primeros datos de la autopsia arrojaron que la joven falleció producto de un edema pulmonar agudo y un shock cardiogénico, producido por una sobredosis,aunque aún se desconoce de qué sustancia.

El fiscal de la causa, Marcelo Romero Jardín, confirmó que la víctima no presentaba signos de violación en su cuerpo, aunque sí se hallaron rastros de una relación sexual previa a la muerte.

“Es evidente que se quería deshacer del cuerpo. Le vamos a imputar que la dejó en una situación de desamparo y que no le brindó la asistencia necesaria”, dijo Romero Jardín al diario La Brujula 24.

Por la muerte de Mariana hay un detenido identificado como Luis Nicolás Martínez, de 28 años, quien dejó el cuerpo de la joven en el hospital. Según la investigación, existe una filmación, de las 4 de la mañana, en la que se ve a Martínez saliendo de un cajero automático, acompañado por Mariana.

En las últimas horas, el fiscal Mauricio Del Cero ordenó allanar un inmueble del sospechoso ubicado en Uruguay 51, en el que la víctima habría estado la noche anterior a su deceso. Según informó el portal de noticias, ese departamento es alquilado por un director de escuela llamado Sebastián Rodríguez Maidana, que pertenece al gremio Suteba.

Allí se secuestró una cantidad no especificada de marihuana y otros elementos importantes para la causa.

En base a los testimonios recolectados se comprobó que en ese lugar hubo una fiesta y que la menor habría concurrido junto a Martínez.

Por el momento no se pudo comprobar si estuvo presente el docente. Además, se investiga si el inmueble era usado para vender droga.