Los atacantes, en su mayoría mujeres, acudieron a los gritos de una vecina y, de no ser por la intervención policial, habrían dado muerte al denunciado que finalmente terminó internado.

Un grupo enardecido de personas, en su mayoría mujeres, intentaron linchar a un sujeto de 23 años acusado de abusar sexualmente a una vecina de 54, al cual golpearon con palos, patadas, botellazos en la cabeza y hasta empalaron en el Barrio IAPI de Bernal Oeste.

El hecho que desencadenó en el ataque colectivo se produjo en la casa del joven -ubicada en 176 y Misiones-, quien se habría aprovechado del estado de ebriedad de su víctima, con la que compartió una reunión donde, según trascendió, hubo alcohol y droga.

Fuentes de la investigación, en diálogo con POPULAR, aseguraron que, una vez consciente, “la mujer salió del interior de la vivienda a los gritos para dar aviso a los vecinos de lo que había sucedido”. Esto provocó la furia del vecindario, que salió directamente a buscar al acusado. “Eran muchas personas, en su mayoría mujeres, quienes tomaron la determinación de hacer justicia por mano propia. Estaban dispuestas a matarlo”, describieron.

En este sentido, precisaron que las lesiones fueron causadas “por patadas, palazos, botellazos en la cabeza, y hasta una mujer tomó un palo y lo empaló. Le habían bajado los pantalones”.

Sin embargo, antes de que todo terminara en la muerte del sujeto, llegó la policía que pudo dispersar a la multitud. El joven, herido con varias lesiones fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención y luego al Hospital Iriarte de Quilmes. “Estaba muy dañado, igualmente se lo demoró y quedó acusado de “abuso sexual”, cuya causa es atendida por la Unidad Funcional de Instrucción N°8″, declararon. Sin embargo, permanece en libertad, aunque se tuvo que mudar de barrio.

Además, subrayaron que la mujer de 54 años se sometió a todos los protocolos previstos en estos casos, y se aguardaban los resultados.

Asimismo, los fuentes confirmaron a este medio que, paralelamente, se abrió una causa por lesiones, que tiene como víctima al vecino, y cuya investigación es llevada a cabo por la UFI N° 11 del Departamento Judicial de Quilmes. Bajo este contexto, informaron que “aún no hay ningún agresor identificado ni detenido”.