Ocurrió en la localidad bonaerense de Tolosa. Juana Carolina Brítez Rojas cursaba su quinto mes de gestación. Su pareja la apuñaló y le prendió fuego. Ambos murieron.

En la madrugada del miércoles falleció en el hospital San Roque de Gonnet de la localidad bonaerense de Tolosa, Juana Carolina Brítez, quien se encontraba internada desde el 18 de enero pasado, producto de las quemaduras que le provocó el ataque de su pareja, que en una discusión la roció con un líquido inflamable y la prendió fuego.

El hombre, identificado como Isidoro Brisuela Aguilar, también comenzó a arder en llamas y falleció al día siguiente. Pero Juana, que cursaba un embarazo de cinco meses, dejó de existir ayer miércoles tras varios días de agonía.

Brítez había ingresado con el 30% de su cuerpo quemado al Hospital San Roque de Gonnet. En tanto, su marido tenía el 75% de su cuerpo afectado por el fuego cuando falleció.

Los investigadores sospechan que el joven atacó a la chica, en un nuevo caso de violencia de género.

Juana era oriunda de Paraguay y trabajaba como comerciante y empleada doméstica. Tenía una hija, Griselda de 19 años.

Fuentes del nosocomio revelaron que Brítez Rojas ingresó con el “30% (brazos piernas y abdomen) de la superficie corporal quemada y con las vías aéreas comprometidas”. Se encontraba cursando un embarazo “de entre 20 a 22 semanas” y, en ese momento, el feto estaba “vital”.

Además de las heridas provocadas por el fuego, Juana tenía cortes producidos por un arma blanca. Por ese motivo, su hermano Gustavo sostuvo al diario El Día que se trató de un femicidio.

Los hechos quedaron caratulados como “lesiones por incendio y averiguación causales de muerte”, con intervención de la comisaría Sexta y bajo la instrucción de la fiscal Ana Medina.

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda, comunicate a la línea nacional y gratuita 144, que funciona todos los días del año, las 24 horas.   

Fuente: La Nueva Mañana