Braian Fillip fue atacado en plena calle. Buscan a un sospechoso, un venezolano de 32 años. La disputa por una mujer habría desencadenado el hecho.

Braian Fillip tenía 28 años y fue asesinado a balazos por un encapuchado en San Fernando.

Un visitador médico de 28 años murió este jueves de un balazo en la cabeza en San Fernando y se investiga si lo mataron por venganza.

El hecho ocurrió alrededor de las 10.15 en General Lavalle al 2800, entre Ambrosoni y Carlos Casares, en Victoria, zona norte del Conurbano.

El crimen ocurrió en General Lavalle al 2800, entre Ambrosoni y Carlos Casares. (Mario Sayes)

La víctima, identificada como Braian Fillip, de 28 años, había estacionado su Volkswagen Gol Trend rojo y, cuando descendía, apareció un Fiat 147 oscuro con un único ocupante a bordo que llevaba puesta una capucha que le tapaba el rostro.

Según las fuentes, el agresor sacó un arma de fuego y efectuó un disparo directo a la cabeza de Fillip.

Braian Fillip tenía 28 años y fue asesinado a balazos por un encapuchado en San Fernando.

Un visitador médico de 28 años murió este jueves de un balazo en la cabeza en San Fernando y se investiga si lo mataron por venganza.

El hecho ocurrió alrededor de las 10.15 en General Lavalle al 2800, entre Ambrosoni y Carlos Casares, en Victoria, zona norte del Conurbano.

El crimen ocurrió en General Lavalle al 2800, entre Ambrosoni y Carlos Casares. (Mario Sayes)

La víctima, identificada como Braian Fillip, de 28 años, había estacionado su Volkswagen Gol Trend rojo y, cuando descendía, apareció un Fiat 147 oscuro con un único ocupante a bordo que llevaba puesta una capucha que le tapaba el rostro.

Según las fuentes, el agresor sacó un arma de fuego y efectuó un disparo directo a la cabeza de Fillip.

Familiares y amigos en la puerta del velatorio del joven visitador médico. (Mario Sayes)

Familiares y amigos en la puerta del velatorio del joven visitador médico. (Mario Sayes)

Tras el ataque, el asesino se escapó en el vehículo, mientras que la víctima quedó tirada en el asfalto y murió casi en el acto.

Los investigadores no creen que se haya tratado de un intento de robo, ya que el atacante no se llevó nada, y sospechan que el agresor fue directamente a matarlo.

“Pareciera ser que hubo un altercado previo por algún tema pero no es una cuestión de tránsito ni un robo porque tenía el celular y cadenas de oro”, precisó un investigador que trabajó en el lugar.

La víctima era padre de una nena y había estudiado para visitador médico en la Universidad Abierta Interamericana (UAI).

El hecho es investigado por el fiscal José Ignacio Amallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Área Criminal descentralizada en San Fernando, Departamento Judicial San Isidro.

Fuente: Clarin