El prófugo tenía una orden de restricción perimetral y denuncias previas

La policía de Neuquén y la Gendarmería realizaron una serie de operativos en los pasos fronterizos con Chile para capturar al acusado del doble femicidio ocurrido en la localidad de Las Ovejas. Según fuentes judiciales, el sospechoso, que habría sido identificado como Lorenzo Muñoz, de 40 años, está prófugo desde anteayer. La Justicia ordenó su captura por considerarlo presunto responsable del asesinato de su expareja Karina Apablaza, de 31 años y su hija, Valentina, de 11 años.

A partir de la reconstrucción del hecho realizada por los investigadores policiales se habría determinado que el acusado interceptó a su exmujer en la avenida Pedernera, la arteria principal de Las Ovejas, en el norte de la provincia de Neuquén.

En plena vía pública el imputado habría apuñalado a madre e hija cuando se dirigían a un colegio de la zona a inscribir a la niña para séptimo grado, según relató Mirta, hermana y tía de las víctimas. Luego del doble femicidio, el acusado abandonó su trabajo como auxiliar en una escuela y huyó.

El jefe de la policía de Neuquén, José Cuadrado, informó que 50 efectivos de la fuerza de seguridad, con apoyo de perros adiestrados y colaboración de Gendarmería en las rutas y puestos de frontera con Chile, hacían rastrillajes en la zona de cordillera para capturar al acusado.

Desde el 3 de noviembre pasado, el acusado tenía una restricción judicial de acercamiento a su expareja y ayer, a las 10.30, debía asistir a una audiencia judicial.

Mediante un comunicado, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) informó que Muñoz también había sido denunciado por sus compañeras de trabajo de distintas escuelas en las que se desempeñó como portero. “Lorenzo Muñoz es auxiliar de servicio y ha sido constantemente trasladado de escuela en escuela por las denuncias que las compañeras radicaban en su contra. Pero ni la Justicia ni las autoridades escolares avanzaron con los procesos”, indicó el gremio.