El hecho habría ocurrido el viernes pasado en el baño de una escuela primaria. Este jueves harán una sentada para exigir el desplazamiento de los directivos.

Una grave denuncia conmueve a la comunidad educativa de una escuela primaria de Capilla del Monte. De acuerdo a lo afirmado por padres y madres de alumnos que acuden a la institución, el viernes pasado un estudiante de sexto grado habría abusado sexualmente de un nene de segundo grado, a quien habría obligado a practicarle sexo oral en el baño.

Para exigir que se aclare la situación y el proceder de las autoridades escolares, a quienes acusan de encubrir el hecho, este jueves realizarán una sentada frente al colegio, a la vez que pedirán que sean removidos los directivos.

El hecho ocurrido la semana pasada involucra a tres niños, de entre 7 y 11 años. “Los victimarios son un chico de sexto y uno de segundo grado, este sería el captador, el cuál bajo presión o amenaza, lo buscó al más chico y lo llevó a los baños del colegio. Fue en el horario de la tarde. Forzaron al niño de cuarto grado a practicarle sexo oral al otro de sexto”, relató en Mitre Córdoba, uno de los papás.

“Nos enteramos el martes. Hicimos una reunión con los padres, la directora, la inspectora y una psicopedagoga. Se labró un acta, en la cuál se afirma que el hecho no llegó a consumarse. No hubo un acceso carnal pero hubo violación”, dijo el papá.

En tanto, afirmó: “Lo que pasó es gravísimo y que no se haga nada. Hay una grabación de una nena donde cuenta todo. El nene no estaba en el aula, tenía que estar en la clase de Educación Física. Faltó 45 minutos a la clase (…). La nena lo fue a buscar al baño y ahí se encuentra con esta situación. Le avisó al profesor y él no hizo nada”.

Otros padres y madres de niños y niñas que asisten a la institución también se pronunciaron a través de las redes sociales: “Las madres y padres de la escuela San Martín, junto a la comunidad de Capilla del Monte estamos exigiendo que los responsables de la institución sean apartados del establecimiento. Nuestros niños no van a ingresar a clases hasta que nos den la seguridad que están resguardados”.

Además, destacaron que “durante el transcurso del año se vienen naturalizando y ocultando hechos de violencia entre los alumnos, junto a varios docentes que son cómplices ocultadores”.

“Hoy llegamos al límite, a que se concrete un abuso sexual entre niños, en el baño de la institución. Y la reacción de los responsables fue en un principio negar el hecho luego minimizarlo. No se actuó como correspondía, ya que es su obligación seguir un protocolo ya establecido para las escuelas. Los niños involucrados no recibieron ningún tipo de contención psicológica ni de ninguna otra índole hasta el día de hoy, ya pasaron siete días del hecho, fue el viernes de la semana pasada”, señalaron.

Los niños involucrados fueron citados en la fiscalía de Cosquín. En el caso interviene la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).