Los delincuentes ingresaron a punta de pistola a una distribuidora de tabaco y escaparon con el dinero de la recaudación.

Tres delincuentes encapuchados ingresaron este lunes a punta de pistola a una distribuidora de tabaco ubicada en Carlos Paz, amenazaron a punta de pistola a un trabajador y escaparon con un botín cercano al millón de pesos.

Ocurrió este lunes al mediodía en un depósito ubicado sobre la calle Gobernador Roca de la localidad serrana, los delincuentes lograron fugarse y dejaron el vehículo abandonado.

Se habría tratado de un golpe comando y trascendió que los asaltantes ingresaron armados a la distribuidora de cigarrillos QUI-PAR y sorprendieron a un empleado que se disponía a depositar la recaudación en una sucursal bancaria y la llevaba en una caja de tabaco, según reporó el Diario de Carlos Paz.

El hombre fue reducido por los ladrones quienes se apoderaron de la caja y huyeron a bordo de un Peugeot 2008, un rodado que había sido robado en la ciudad de Córdoba y que luego dejaron abandonado cerca del lugar.