Walter Pérez y Federico Marín son los dos futbolistas de primera división que están detenidos junto a otros ocho jóvenes.

La ciudad de Villa Carlos Paz no sale de la conmoción por el aberrante hecho que ocurrió en la madrugada del viernes en una casa que alquiló un grupo de jóvenes en barrio La Quinta. Una chica de 18 años –acudió al lugar junto a sus amigas- fue violada por 10 hombres en una de las habitaciones. Inmediatamente quedaron detenidos acusados de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de personas intervinientes”.

Entre los imputados, se conoció que dos son jugadores de primera división del club Huracán. Se trata de Walter Pérez y Federico Marín, ambos de 21 años. En un principio, se decía que eran jugadores de inferiores. Sin embargo, fuentes cercanas a la investigación aseguraron a Clarín que se trata de profesionales que aún tienen contratos con la institución.

Pérez (marcador central o lateral) tiene 39 partidos en primera división, mientras que Marín (volante central) lleva jugados dos por la Superliga y una por la Copa Libertadores. Este último, tiene una cláusula de rescisión con Huracán de 10 millones de dólares hasta 2021, aunque a mediados de este año se marchó cedido a préstamo a Defensores de Belgrano.

El fiscal Ricardo Mazzuchi, a cargo de la investigación, permanecen privados de su libertad en la alcaidía de Carlos Paz. Esta semana les tomarán indagatorias a los diez acusados para comenzar a esclarecer el hecho y redefinir las acusaciones, que podrían consistir en más leves o más graves a la actual.

Los detenidos en la pileta de la casa que alquilaron en Carlos Paz