El sindicalista se entregó este miércoles en el marco de la causa que lo señala como autor intelectual del intento de homicidio de Alejandro Roganti en 2008.

El secretario de la regional Villa María de Luz y Fuerza, Eduardo Brandolín, pidió ser trasladado al Complejo Carcelario de Bouwer tras prestar declaración indagatoria ante el fiscal de Villa María René Bosio, en el marco de la causa que investiga el intento de homicidio de Alejandro Roganti.

Se trata del mismo precinto en el que se encuentran cumpliendo condena los hermanos Maximiliano y Sebastián Eve, quienes fueron condenados como autores materiales del hecho ocurrido el 14 de abril de 2008.

Brandolín se entregó en las primeras horas de este miércoles ante la fiscalía de Bossio, quien el martes había emitido una orden de detención en su contra y captura internacional. El sindicalista se presentó en compañía de su abogado defensor. Este martes cuando una delegación policial lo fue a buscar a su casa, se dio con su ausencia, aunque en la vivienda la calefacción permanecía encendida.

El abogado defensor de Brandolín, Ernesto Gavier, negó este miércoles que el dirigente gremial haya participado del intento de asesinato de Roganti y afirmó que nunca estuvo prófugo.

Además, Gavier se refirió a las declaraciones de Roganti, y respondió: “Este hombre viene diciendo que en ese momento (del ataque) estaba denunciándolo por enriquecimiento ilicitico cuando jamás hay un escrito administrativo en el sindicato”.

“Estamos sorprendidos porque no vemos cuál ha sido la motivación para semejante acusación”, expresó, y aseguró que su cliente actuó “siempre de buena fe y de manera justa” como líder sindical.

“Todavía no hemos tenido acceso a la prueba pero Brandolín es contundente a negar cualquier vinculación ante el hecho”, agregó.

Por otra parte, cuestionó: “Es curioso que después de 10 años y dos juicios con condena aparezca de pronto una testigo que lo involucra”, según dijo a Cadena 3.