Había desaparecido y la encontraron muerta; cayó por un barranco de 40 metros.

De acuerdo a la autopsia realizada al cuerpo de la menor, Paula presentaba lesiones compatibles con la caída del barranco de 40 metros de altura. El informe detalla que sufrió una fractura en la base del cráneo y que la muerte se registra entre 48 y 72 horas antes del hallazgo.

Fuentes policiales señalaron que el resultado del procedimiento y otros elementos llevaron a la Justicia a ordenar la libertad del primo de la adolescente, quien se encontraba detenido como sospechoso. La resolución de la Fiscalía está respaldada en los resultados de la autopsia que, a priori, determinan que no habría participación del joven en la desaparición y muerte de Paula, informó El Ancasti.

La autopsia también determinó que no tenía signos de golpes en las piernas ni de estrangulamiento, y el cuerpo tenía la ropa puesta, intacta, por lo que se descartó abuso sexual. El deceso fue producto de la caída al barranco conocido como “Chiflón del águila”, un lugar a donde se arribó por senderos con pronunciadas pendientes.

La joven oriunda de Vicente López, provincia de Buenos Aires, se encontraba de vacaciones en Aconquija, lugar al que su familia viaja todos los años. El cuerpo fue entregado a la familia y sería trasladado a Buenos Aires en las próximas horas. El próximo lunes serán citados a declarar como testigos en el caso sus familiares directos.