La policía allanó el lugar y encontró cigarrillos de marihuana y preservativos usados.

La sala de Esmeralda al 500 estaba habilitada como “teatro independiente” pero en realidad continuaba funcionando como cine porno, donde se cobraba entrada con acceso a encuentros sexuales y en el que, según informaron fuentes de la Policía de la Ciudad, se halló también droga.

En el operativo realizado en conjunto entre el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Policía de la Ciudad se llevó a cabo la clausura de la sala donde años atrás funcionó el cine ABC, ícono de las películas condicionadas en el llamado “destape” de los años 80.

El lugar fue clausurado por la carencia de condiciones estructurales de seguridad y de higiene, ya que en la recorrida, entre otras faltas, encontraron preservativos usados tirados en el piso, detalle que ya había salido a la luz tres años atrás en una clausura previa.

Efectivos de la Dirección de Lucha Contra el Tráfico y Venta Ilegal de Drogas de la Policía de la Ciudad encontraron además entre las pertenencias de los asistentes ocho cigarrillos armados y envoltorio con una sustancia que los test determinaron que era marihuana.

El local contaba con una habilitación para funcionar como “teatro independiente”, sin embargo se pudo comprobar que en el lugar se exhibían películas calificadas como: “cine para adultos” o “XXX”. Además, con el pago de la entrada, se permitían encuentros sexuales dentro de la sala.

Finalizada la inspección del lugar, los agentes de la AGC clausuraron el lugar y los efectivos de la Policía de la Ciudad dieron intervención a la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 13, a cargo de la Dra. Andrea Scanga, por la droga encontrada.