Para repudiar el estreno de una producción original en la que se muestra el romance entre Cristo y un hombre, ya se juntaron millones de firmas y crece el rechazo en la web

En toda la región, las redes sociales se hicieron eco de la convocatoria que realizó la Cámara de Diputados de Brasil -con el apoyo del poderoso bloque evangélico, leal al presidente Jair Bolsonaro- a la empresa Netflix para que explique las razones para realizar una sátira en la que Jesús es homosexual.

El pedido se basa en el artículo 208 del Código Penal para llamar a la producción artística como un “vilipendio al culto religioso”.

La película se titula La Primera Tentación de Cristo (A Primeira Tentação de Cristo, 2019) –una clara referencia a la cinta que rodó Martin Scorsese en 1987, y también padeció intentos de censura- y fue realizada por el grupo de humor Porta dos Fundos, cuyo actor más famoso es Gregorio Duvivier, quien es reconocido por sus diferencias con la gestión del mandatario brasilero.

Su lanzamiento no corre riesgos por el momento, pero sorprende cuánta fuerza cobró su rechazo a través de una petición que ya cuenta con más de 1,7 millones de firmas para que sea eliminada de la plataforma.

Además, el film fue repudiado por el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, quien se preguntó en las redes si “vale la pena atacar la creencia del 85% de la población brasileña”. Mirá algunas repercusiones en Twitter: