Inicia su actividad en el máximo certamen sudamericano recibiendo a Cruzeiro desde las 21.30, por Fox Sports, en una zona muy complicada que requiere jugar con el máximo de atención y potencial disponibles.

En el terreno internacional,Racing tiene una cuenta pendiente. Su reducida cosecha registra dos títulos logrados por el legendario equipo de Juan José Pizzuti -Libertadores e Intercontinental en 1967- y uno más (la Supercopa de 1988) bajo la conducción de otro prócer del club: Alfio Basile. Muy poco para una camiseta tan prestigiosa, y muy lejos la última consagración. Por lo tanto, cuando la Academia inicia su participación en algún certamen sudamericano, paralelamente se renuevan las ganas de cambiar esa parte de la historia y de empezar a saldar la deuda. Ocurre ahora, antes de que el conjunto del Chacho Coudet debute en el difícil Grupo 5 de la Libertadores 2018. Y el desafío inicial, hoy a las 21.30 en Avellaneda, seguramente ya establecerá exigencias, porque el rival será Cruzeiro, uno de los representantes brasileños que integran la zona. El otro es Vasco da Gama, mientras que el cuarteto de protagonistas se completa con Universidad de Chile.

El Racing de Coudet atraviesa por un gran momento. El viernes pasó por Mendoza, donde venció a Godoy Cruz, para ampliar así una serie que ya había acumulado éxitos sobre Huracán, Olimpo y Lanús. La seguidilla les permitió a los albicelestes prenderse en los primeros puestos de la Superliga, lejos del líder, Boca, pero con posibilidades concretas de luchar por la clasificación a la Libertadores del año que viene. Y en medio de un fervor que crece, la actual edición de la Copa añade una motivación particular, que contagia a los jugadores y a la gente.

Cruzeiro llega precedido de excelentes antecedentes en el torneo estadual, donde manda con 22 unidades (siete triunfos, un empate, quince goles a favor y uno en contra al cabo de ocho fechas disputadas) y le lleva ocho puntos de ventaja al escolta, América, y diez a su clásico rival de Belo Horizonte, Atlético Mineiro. Hoy pondrá en marcha su decimosexta participación en la Copa Libertadores, competencia en la que disputó cuatro finales: fue campeón en 1976, venciendo a River, y en 1997, cuando superó a Sporting Cristal en la instancia decisiva, mientras que perdió contra Boca en 1977 y frente a Estudiantes en 2009.

ASÍ LLEGAN LOS EQUIPOS

EL RELATO Y LAS FORMACIONES