El hombre podía salir libre tras cumplir dos tercios de su condena de seis años de prisión.

Un hombre de nacionalidad boliviana que cumplía una pena por un abuso sexual de una niña de 13 años fue deportado este jueves a su país desde Córdoba, justo antes de que pudiera solicitar el beneficio de la libertad condicional, informó la Dirección Nacional de Migraciones (DNM).

El ciudadano expulsado, cuya identidad no fue dada a conocer, podía salir libre tras cumplir dos tercios de su condena de seis años de prisión por dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal reiterado” en perjuicio de la víctima, integrante de su entorno familiar.

La DNM, dependiente del Ministerio del Interior, informó que el acusado había sido condenado por la Cámara de Primera Nominación de la ciudad de Córdoba el 23 de octubre de 2015 y estaba alojado en la cárcel de Cruz del Eje.

El organismo había dispuesto el 7 de febrero de 2017 la cancelación de la residencia permanente en el país y ordenó su expulsión con prohibición permanente de reingreso al territorio nacional.

De esta manera, el Juzgado de Ejecución Penal de Cruz del Eje autorizó la medida y el hombre fue trasladado hasta el Aeropuerto de Córdoba por personal de la Policía Federal Argentina (PFA), tras lo cual partió a las 12.40 en un vuelo de Aerolíneas Argentinas a la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra.