Tras el escándalo, la fuerza informó que pasó a retiro al comisario mayor Rodolfo González. Mirá el comunicado que explica su decisión.

El accidente que protagonizó el comisario mayor Rodolfo González, que habría manejado borracho en Carlos Paz, le costó su puesto en la Policía de Córdoba. A través de un comunicado oficial, la institución informó que lo pasaron “a situación de retiro”.

La medida fue tomada por el comisario general Gustavo Vélez, jefe de la fuerza. Hasta hoy, González era director general de Control de Conducta Policial y su función era, precisamente, controlar el accionar de los agentes en la calle.

“Los hechos que son de dominio público, vinculados con el incidente automovilístico protagonizado por el mayor González, y sus consecuencias ulteriores, ameritan una decisión categórica y urgente, adoptada en resguardo de la credibilidad de la Institución Policial y del perfil que esta Jefatura aspira del área respectiva encargada de la estricta observancia de los deberes funcionales, las normas éticas y el decoro”, agrega el comunicado.

Interinamente, a cargo del área quedará el comisario mayor Darío Rafael Ibarra, actual director de Investigaciones Internas.

Más dudas

La camioneta Amarok con la que el comisario chocó era un “móvil policial no identificable” y tenía una patente que en el sitio oficial de Rentas figura asociada a un vehículo diferente: un VW Surán a nombre de un particular.

Aquí hay que aclarar un punto importante: es común que la Justicia asigne vehículos secuestrados a funcionarios de alto rango de la administración pública, lo que explicaría las dudas sobre la patente. Sin embargo, lo que resta confirmar es si, como trascendió, González utilizó ese auto para ir a jugar al fútbol. En ese caso, podría considerarse como peculado.