El incendio los sorprendió mientras dormían en su casa de barrio Pueyrredón. Está internado grave.

Una noche de terror vivieron un padre y sus dos hijos en barrio Pueyrredón. Por motivos que se investigan, el fuego tomó su casa de calle Suipacha en cuestión de segundos y quedaron encerrados.

Cuando estaban rodeados por el fuego, llegó la primera ayuda milagrosa: vecinos que trabajan como cerrajeros pudieron abrir una de las puertas para rescatarlos. “Mi marido sabe abrir la puerta, entraron y rompieron los vidrios, era muchísimo el humo y ellos estaban desvanecidos, los Bomberos les hicieron reanimación”, relató la esposa de uno de los héroes anónimos.

En esos segundos dramáticos, la actitud del padre de los niños evitó una tragedia. Exponiendo su cuerpo a las llamas, los cubrió y evitó que sufran graves quemaduras. “Tenía quemada la espalda, el rostro no: es muy probable que haya tratado de proteger a los hijos”, contó en Arriba Córdoba el jefe de guardia del Hospital del Instituto del Quemado, Guillermo Pedraza.

Riesgo de vida

Ahora, el hombre está internado en terapia intensiva por las quemaduras y, sobre todo, la inhalación de monóxido de carbono. “Está con asistencia respiratoria mecánica. Tiene quemaduras en el 16 por ciento del cuerpo, en la espalda y piernas. Al inhalar tanto monóxido sufrieron lesiones las vías respiratorias. No está fuera de peligro, el cuadro es agravado”, aclaró el médico ante algunas versiones que señalaban que estaba fuera de peligro.

Sobre los motivos del incendio, el doctor reveló que pudieron hablar con el hombre: “Contó que estaba durmiendo cuando lo sorprende el fuego. Dijo que puede haber sido una travesura de los chicos”.

Por su parte, los pequeños permanecen en el Hospital de Niños y sí estarían fuera de peligro. Vídeo: una vecina contó fue el rescate: