La mujer había llevado la plata justa. El joven que la atendió le dijo que faltaban 300 pesos. Las cámaras de seguridad registraron el momento en que se guardó los billetes.

Faltaban diez minutos para las 10:00 de la mañana del lunes. Después de hacer algunas operaciones bancarias, una mujer se presentó en una sucursal de Rapipago, ubicada en el interior del Súper Vea de Valparaiso y Justiniano Posse, para pagar impuestos. Debía un total de 8.812 pesos y pagaba con 8.900.

El empleado recibió el dinero y comenzó a contarlo de manera manual. Pero en las cámaras de seguridad que registraban los movimientos, se podía ver que lo hacía debajo del estante, maniobra que impedía a la clienta seguir con la vista el conteo. Luego puso el dinero en la máquina: faltaban 300 pesos.

La mujer estaba segura que había llevado el dinero justo. El trabajador insistía en que no estaban. Ante la negativa, ella comenzó a dudar de sí misma. Le entregó lo que falta y se retiró. “Este me jodió en 300 pesos”, le dijo a su marido que la esperaba afuera luego de contabilizar el dinero que había dejado en el auto. Volvió a la sucursal, le pidió que le devolviera la plata o lo denunciaba. Negó absolutamente todo y le dijo que se fuera.

 Después de hacer varias consultas, logró conseguir el número de teléfono del dueño de esa sucursal de cobro rápido, quien le entregó el video de las cámaras. Cuando la mujer le advirtió, el hombre le reconoció que no lo revisó, se disculpó y le dijo que fuera a buscar su dinero.

Sin dudarlo, regresó al Rapipago y allí continuaba el mismo empleado ladrón. “Vengo a buscar la plata que me robaste”, le reclamó y le mostró las imágenes. Sin embargo, seguía negándolo. Indignada, aunque con sus 300 pesos recuperados, fue a hablarle al dueño personalmente. “Usted no se meta y no lo haga más grande. Analice las consecuencias”, le advirtió ante el reclamo de la víctima de no haber tomado ninguna medida al respecto con su empleado.

Según relató a ElDoce.tv, desde el supermercado se comunicaron con ella y le dijeron que no era la primera denuncia contra de la red de cobranza extrabancaria. Ante esta situación, dejó asentado el hecho con todas las pruebas a la Comisaría Nº 4 del Parque Sarmiento.

 + VIDEO: así escondía los billetes de 100 pesos