El delincuente sufrió un paro cardíaco a las 7.30 de la mañana. Tenía drogas en su organismo.

Marcos Ceballos, de 32 años, perdió la vida en el Hospital de Urgencias este miércoles a las 7.30 de la mañana. Los médicos no pudieron salvarlo luego de que llegue en gravísimo estado después de un confuso episodio, que habría incluido un enfrentamiento con al menos una víctima durante un robo a mano armada en un local de avenida Santa Ana casi esquina Hipólito Vieytes.

La causa de la muerte fue un segundo paro cardíaco. El primero se desencadenó en el lugar del hecho y luego de que la gente lo detenga, antes de que el 107 lo traslade de urgencia al hospital.

El parte médico informó que no encontraron en las radiografías ni hematomas ni fracturas en la cabeza. Así se descarta que haya recibido un fuerte golpe en esa zona durante el hecho.

Sí dio positivo el análisis toxicológico: encontraron cocaína marihuana en su organismo. Ahora, se espera la autopsia que determine la causa puntual de la muerte.

La directora confirmó que el hombre sufrió tres paros cardíacos. Habrían sido cuando fue reducido por vecinos, cuando lo subieron en la ambulancia y finalmente a las 7.30 de este miércoles.

Según la Policía, Ceballos y un cómplice (que escapó) entraron a robar en la noche de este martes en un local de insumos informáticos de avenida Santa Ana al 2.300.

De acuerdo con las primeras informaciones, en la noche del martes dos delincuentes armados entraron en un comercio de venta de insumos informáticos y se habría producido un forcejeo con el propietario y vecinos.

Acá surgen varias hipótesis: que fue linchado, que durante el intento de fuga se golpeó la cabeza contra el marco de una ventana o que se descompuso. Ceballos quedó tendido en la puerta del local, en grave estado, y fue llevado al Urgencias, donde murió por un paro cardiorrespiratorio.

Su cómplice escapó.

La fiscal Jorgelina Gutiez ordenó la toma de testimonios y la incautación de filmaciones para reconstruir lo ocurrido.