La mamá de Micaela Yohana García les deseó que esto les sirva para ser “mejores personas”. Entre lágrimas, los imputados expresaron su arrepentimiento.

El pasado domingo 2 de julio, Micaela Yohana García (24) encontró su muerte en una casa de barrio General Paz. Recibió un disparo en la cabeza y perdió la vida al instante. Por el hecho, su novio policía, Jonathan Carlos Nievas (26), quedó detenido, al igual que su amigo Luciano Andrés Giménez (26), quien habría dispara.

Este miércoles, mientras se llevaba a cabo el juicio, los imputados le pidieron disculpas entre llantos. La mamá de Micaela los perdonó, a pesar del dolor que significaba haber perdido a su hija. “Yo no tengo rencor de nada, solamente espero la justicia de Dios”, aseguró conmovida

Además, les deseó que a partir de lo que hicieron puedan “hacer mejor vida (…), que esto les sirva para un futuro, porque yo no le deseo el mal a nadie y menos a ustedes. Ojalá sean buenos hombres el día de mañana”.

La Cámara Tercera del Crimen los sentenció por homicidio culposo al considerar que se habría tratado de una muerte accidental. De acuerdo a las pruebas y la reconstrucción de aquella noche, ambos estaban bajo los efectos del alcohol y las drogas, cuando Giménez manipuló el arma de Nievas y provocó el trágico final de Micaela, madre de un nene de seis años.

El fiscal de Cámara, Marcelo Hidalgo, informó que Nievas fue condenado a tres años y dos meses de prisión y quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos por cinco años. Giménez también fue sentenciado a tres años y dos meses de cárcel.

Fuente: El Doce TV