La empresa anunció su desaparición y ya hay pasajeros varados. Mientras, crece la preocupación en las agencias de turismo.

El operador de vuelos mayorista cordobés, TN, anunció su quiebra y desató la preocupación de los centenares de turistas que les compraron viajes y paquetes. “TN se encuentra con en el lugar menos deseado para todos, en una posición insostenible e imposible de resolver. Es el comunicado más difícil que he tenido que enviarle”, se lee en el comunicado publicado en el sitio web de la empresa y escrito en primera persona.

En el extenso texto, que se puede leer completo acá, se detalla a qué clientes afectará la quiebra:

– Grupos que no verán afectados sus servicios porque el receptivo no nos bloquea los mismos, podrán seguir adelante y completar el itinerario.

– Grupos que tenían que iniciar viaje a partir de hoy, sí verán afectados sus servicios debido a bloqueo de actividades por parte de proveedores. No van a iniciar viaje y los pasajeros deben ser avisados para que no se presenten. “Por el momento no puedo decirles qué hacer, ya que todo quedará en manos de la Justicia a partir de hoy”, agrega el comunicado.

– Grupos que están en destino tendrán “corte de servicios”.

Máxima preocupación

La noticia llegó rápido a las agencias de turismo, que se mantienen en un clima de incertidumbre: si bien son un puente entre la operadora mayorista y los clientes, las consultas se multiplican. “Afecta, más allá de sus empleados y ventas que uno tiene con ellos, a pasajeros que están en destino. Se quedan sin servicio, sobre todo las que compraron salidas grupales”, explicaron a ElDoce.tv desde una agencia de viajes.

“Hay mucha incertidumbre. No se sabe qué pasará con las futuras salidas, no se sabe si se emitieron los tickets de vuelo”, lamentaron, y destacaron que TN es un “operador grande, con sucursales en Río Cuarto y otras provincias como Tucumán y Entre Ríos”.

Respecto a la información que brindó el operador, aseguraron que por el momento solo se conoce el comunicado oficial. “No atienden los teléfonos, no están en las oficinas”, sentenciaron.

Gustavo Beggiatto, dueño de la agencia de Beggia Turismo, dijo que la situación es “muy preocupante” y advirtió que el conflicto puede “arrastrarse” hacia distintas agencias.

“Estamos muy preocupados por todo lo que genera. Además que afecta a la credibilidad del sector”, manifestó Beggiatto a Cadena 3.

“Esto afecta a muchas agencias que no tienen nada que ver, va a ser muy duro para todos hacerse cargo porque son tours muy caros. Tengo miedo de que arrastre a muchas agencias del sector”, advirtió.

Sobre la operadora mayorista, explicó que se trataba de una empresa “de varios años en el sector que era especialista en salidas grupales a distintos lugar del mundo”. “Vendían a todos el país, era una empresa con mucho movimiento”, subrayó.

El empresario envió tranquilidad a sus clientes al asegurar que están trabajando solucionar la situación de los turistas varados en distintos destinos del mundo.

“Es un problema bastante grande pero estamos solucionando la situación de los pasajeros afectados. Estamos tratando de que puedan seguir realizando su excursión”, comunicó.

“Nosotros pagamos al mayorista, y el mayorista no pagó los servicios entonces tenemos que volver a pagarlos porque los responsables ante los pasajeros somos nosotros”, indicó.

Mario Solís, oriundo de Santa Rosa de Calamuchita, es uno de los tantos pasajeros afectados. Juntos a un grupo de turistas tenía que viajar hacia Turquía y hoy se encuentran varados y sin respuestas en la Ciudad de Buenos Aires.

“Quiero saber quién se hace cargo de esto, nos dejan varados, no sabemos qué hacer en el hotel. Tenemos que ver cómo hacemos para ir a Retiro, no sabemos si tenemos o no colectivos”, manifestó Solís a Cadena 3.

“Nos encontramos de golpe con que la empresa presentó hoy la quiebra sin avisarle a los coordinadores, que quedaron sin trabajo. No entendemos nada”, agregó.

“Es una situación horrible. Hay mucha gente mayor, gente que ha trabajado toda su vida ahorrando para este viaje y nadie da una respuesta de nada. Tengo entendido que así como nosotros estamos varados en Argentina, hay otros pasajeros varados en distintas partes del mundo”, señaló.

La historia del dueño de la operadora de viajes cordobesa TN que anunció su quiebra

Alejandro Seisdedos llegó a Córdoba y se convirtió en un gran empresario del rubro turístico. Después de muchos años, escribió un duro comunicado sobre el fin de la firma, dejando a empleados sin trabajo y pasajeros varados.

Este viernes, agencias de viajes, empleados y pasajeros se vieron afectados luego de que el operador mayorista de turismo de Córdoba, TN, anunciara su quiebra en un comunicado a través de la página web, que en este momento dejó de existir.

Alejandro Seisdedos, titular de la compañía, llegó a la ciudad desde La Pampa para estudiar. En 1996 se recibió de Técnico Superior en Turismo y Hotelería y Guía de Turismo, pero jamás imaginó que se convertiría en un gran empresario del rubro y llevara a más de 30 mil personas por año a diferentes puntos del mundo.

Comenzó trabajando en un operador mayorista mientras continuaba estudiando. Al tiempo presentó su renuncia, volvió a su pueblo natal a trabajar en el campo con su familia, que son contratistas rurales. Hasta que regresó a Córdoba y se animó a armar su propio negocio al ver que su pasión estaba en armar paquetes para ofrecérselos a agencias minoristas.

Fue así como alquiló una oficina y vendió su auto para poder pagar las precompras de hotelerías del verano para Cataratas del Iguazú. Los primeros paquetes tenían como destino la Patagonia, Brasil, México y hasta Perú. Finalmente fueron por más e incorporaron Europa, Estados Unidos y otras rutas.

En 2016, auguró el futuro de TN en una entrevista a La Voz: “Quisiera que no crezca demasiado más. Con mi socio actual, Diego Infante, nos complementamos mucho. Yo suelo ser más duro con el trato con la gente y él es el negociador”.

No le temía a Internet y estaba seguro que podían marcar la diferencia. También había asegurado que el negocio mayorista “sufre lo financiero”, pero no dejaba de ser un servicio. “Antes de la devaluación, muchos mayoristas dejaron de vender, nosotros continuamos. Dejamos de ganar para que el pasajero continuara teniendo los servicios”, manifestó.

Sin embargo, después de tantos años y de haberse transformado en el representante de un mayorista especialista en salidas grupales al mundo, se vio sin margen para continuar sosteniendo el negocio y cerró sus puertas.