Un vídeo que se viralizó muestra a gendarmes solicitando a una pasajera que abra su mochila y muestre su contenido amparados en un operativo de seguridad.

Un vídeo que se viralizó este lunes y que muestra la requisa que realiza Gendarmería Nacional a una pasajera arriba de un colectivo urbano en la ciudad de Córdoba, generó un amplio repudio y para muchos emula los métodos que se utilizaban durante la última Dictadura cívico militar.

En las imágenes puede verse a gendarmes que suben en el barrio Marqués de Sobremonte a la Línea 22 de un colectivo solicitando documentación. En tanto, exigen a la joven que graba que abra su mochila y deje su contenido a su lado para poder controlar qué lleva en su interior.

La joven, que se identifica como profesora, le exige al gendarme explicaciones y éste contesta que lo hace en el marco de un operativo de seguridad, amparados en la ley 19.349.

Se trata de los controles y la presencia de Gendarmería Nacional anunciada la semana pasada por la propia ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en Córdoba.

Las imágenes del video encendieron una luz de alerta en algunas organizaciones y partidos políticos.

Comunicado de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba 

Este martes, la Mesa de Trabajo por los Derecho Humanos en Córdoba difundió un comunicado en el que hizo conocer su “enérgico repudio a la presencia de Gendarmería nacional patrullando calles y barrios de nuestra provincia inclusive incursionando en el transporte público de Córdoba con un hostigamiento y requisa a los pasajeros a quienes se le solicita mostrar su DNI, hecho que ninguna ley obliga”.

Un nuevo intento de militarizar el territorio del país con la excusa de la persecución al narcotráfico y la inseguridad en una franca actitud intimidatoria hacia los ciudadanxs y vecinxs contrario a derechos constitucionales y la libre circulación”, continúa el escrito.

Este es el comunicado completo:

La Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba hace conocer a toda la ciudadanía su enérgico repudio a la presencia de Gendarmería nacional patrullando calles y barrios de nuestra provincia inclusive incursionando en el transporte público de Córdoba con un hostigamiento y requisa a los pasajeros a quienes se le solicita mostrar su DNI, hecho que ninguna ley obliga.

Un nuevo intento de militarizar el territorio del país con la excusa de la persecución al narcotráfico y la inseguridad en una franca actitud intimidatoria hacia los ciudadanxs y vecinxs contrario a derechos constitucionales y la libre circulación.

Patricia Bullrich, bajo órdenes de Macri y de las modificaciones de la ley N° 24.059 y en acuerdo con Schiaretti accionan y pretende hacernos creer que que la fuerza sospechada del asesinato de Santiago Maldonado va a garantizar la seguridad de los ciudadanxs.

No es más que un nuevo pretexto qué pretende acompañar con represión social las medidas de ajuste del Gobierno Nacional, por otro lado hacer uso electoral con un problema tan sensible y dejar sin resolver los problemas de fondo que vive el pueblo argentino

Lo llamativo es que tanto esta fuerza de seguridad como el resto de las fuerzas que se presentan actuando de manera coordinada deben hacerlo bajo estricto cumplimiento de los protocolos y reglamentos de la fuerza provincial que tiene la jurisdicción legal, sin las cuales no pueden operar.

El silencio del fiscal general de la provincia Moyano, del resto de los fiscales actuantes y las explicaciones del secretario de Seguridad de la provincia, Alfonso Mosquera, que sostuvo que los gendarmes tienen facultades para intervenir en cualquier delito son prueba de este entendimiento antidemocrático.

Este tipo de operativos lejos de resolver la problemática de seguridad la agravan además de invisibilizar a los verdaderos responsables del crimen organizado. Ante el crecimiento de la desigualdad y la protesta la respuesta del estado es las calles con armas.

Responsabilizamos al Gobierno Nacional y Provincial por estas decisiones que van a contramano de las necesidades de la población e inclusive de las propias medidas pretendidas por el Gobierno Provincial en en materia de una seguridad democrática

Repudio del FIT

Por su parte desde el FIT, el legislador Eduardo Salas declaró : “Rechazamos enérgicamente el operativo de Gendarmería en barrio Márques de Sobremonte, que salió a la luz gracias a un vídeo que filmó una profesora en donde personal de esta fuerza realiza una requisa intempestiva en un colectivo pidiendo identificaciones y revisando las pertenencias personales de los pasajeros”.

“Este método, propio de los retenes de la dictadura son de una gravedad enorme ya que violan las libertades democráticas de la población. Un gendarme de hecho cita la ley 19349 como amparo cuando la misma establece la función de la fuerza solo en la frontera. La ley fue dictada en el gobierno de facto de Lanusse, la reivindican porque quieren establecer un estado de sitio. Hace unos días Bullrich, responsable del asesinato de Maldonado, festejaba con Schiaretti la llegada de gendarmes a Córdoba, ambos son responsables e impulsores de esta orientación represiva”, aseguró.

Jorge Navarro, por su parte, agregó : “Somos testigos de la contracara del acuerdo con el FMI, el ajuste que buscan consumar esta semana con el presupuesto de hambre solo cierra con represión sobre los trabajadores”.

“Ya lo advertimos cuando modificaron vía decreto la ley de seguridad para poner a los militares a disposición del poder político contra las luchas obreras. El operativo en Córdoba no es un exceso del Gobierno, es una política de amedrentamiento que busca intimidar a la población en un escenario de crisis que derivará en levantamientos populares para frenar a Macri, el FMI y los gobernadores. Rechazamos este operativo e iremos a fondo para que los responsables den cuenta por este accionar”, aseveró.

Cabe recordar que la incorporación de 300 efectivos de la Gendarmería Nacional en Córdoba fue anunciado en el marco del “Comando Unificado Conjunto” entre Nación y Provincia.

En esa ocasión, el secretario de Seguridad de la provincia, Adolfo Mosquera, había precisado que los gendarmes “se integran a las fuerzas locales para el combate contra la inseguridad” y que “tienen facultades para intervenir en cualquier delito”.

Según dijeron, los gendarmes patrullarán la ciudad de Córdoba y el Gran Córdoba y estarán abocados a controles vehiculares, operativos en terminales de ómnibus y colaborarán en allanamientos.