Ocurrió en la zona de emergencia por el crecimiento de las napas freáticas. Los vecinos reclaman soluciones hace tiempo y mostraron su indignación.

Sin lugar a dudas, se trató de una muerte anunciada. La falta de respuestas a los reclamos de los vecinos y soluciones de fondo le costó la vida a Ramón Granero, de 61 años: al salir a tender la ropa al patio de su casa de barrio Villa El Libertador, el pozo negro cedió y lo sepultó.

Como el hombre vivía solo, no se sabe cuándo murió. Ante la preocupación de familiares y amigos, la Policía entró a su casa de calle Gobernación al 843 el miércoles pasadas las 22 y dio con el horroroso hallazgo.

+ MIRÁ MÁS: El jubilado asesinado en barrio Rosedal fue ahorcado y torturado

La indignación de los vecinos fue instantánea: el lugar está en plena zona de emergencia por el crecimiento de las napas freáticas. “Hace cuatro años veníamos anunciando que esto podía pasar. Es el vecino número 12 o 13 que cae en un pozo”, relató Luis Rocha en el móvil de Arriba Córdoba. “El pozo se derrumbó, lo aplastó y lo mató”, lamentó. Video:

Al mismo tiempo, otro vecino que vive a cuatro cuadras denunció el riesgo permanente. “Se me está desmoronando todo. Hace una semana fui al CPC para ver si me pueden traer tierra, no me han traído nada, me piden fotos. Me dijeron ‘ya vamos a ver si el lunes podemos solucionar el problema’ y todavía estoy esperando”, advirtió Omar Navarro.

Demora

Otro motivo de bronca fue la demora para retirar el cuerpo, que estuvo varias horas bajo tierra. Testigos aseguraron que cuando llamaron, los Bomberos les dijeron que no podían acudir porque estaban combatiendo el incendio en un local de la peatonal.

Pasadas las 9 de la mañana, finalmente los Bomberos llegaron al lugar y retiraron los restos de Granero.