Describe la intervención ambulatoria a la que sometió y que, según cuenta, despierta mucha curiosidad entre los hombres. Por qué lo hizo.

Un joven cordobés contó en Facebook cómo fue su experiencia al hacerse una vasectomía y el posteo se volvió viral, llegando a casi 57 mil compartidos, entre ellos amigos y desconocidos que pudieron leerlo y empezaron a dialogar sobre este método de esterilización masculino.

Se trata de Franco Giménez, oriundo de Bell Ville, quien en su relato describe la intervención ambulatoria a la que sometió y que, según cuenta, despierta mucha curiosidad entre los hombres.

“Veníamos post 8M, justo vi el video de Isabel Allende, y lo empecé a escribir pensando en las diferencias que había entre la vasectomía y la ligadura de trompas, y pensé que estaría bueno alentar esta práctica en base a mi experiencia“, contó Franco a Día a Día + Vía Córdoba.

Aunque lo hizo un domingo desde su casa “esperando a lo sumo 10 megusta” la publicación ardió y empezó a compartirse masivamente.

Las mujeres lo tomaron muy bien pero los hombres no tanto, cuenta Franco. Lo insultaron, lo trataron de “dominado”. “A algunos les contesté y después la misma comunidad saltó a defenderme”, agrega.

Es algo que no se habla, el hombre tiene mucho miedo. Pero después de varios días me pasó que aparecieron algunos hombres etiquetando a sus mujeres, y otros que comentan en público que se han hecho la vasectomía”, después de leer el posteo.

Atentos al tsunami de comentarios, este especialista en marketing digital aclara que no responde consultas médicas, aunque recibe muchas. Y que quiere que se difunda a la vasectomía porque es una opción gratuita, que las obras sociales cubren.  Esto es así ya que está garantizado por la ley nacional 26.130.

Como hizo en su posteo, también al cierre de esta charla Franco aclara: “Obviamente, esto no te protege de ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual”.

Más información sobre la vasectomía en la web del ministerio de Salud de la Nación.

El texto completo del posteo sobre la vasectomía

“Soy Franco, tengo 37 años, un hijo y me separé hace 18 meses. Hace casi 9 meses decidí hacerme una vasectomía.

Cada vez que se lo cuento a un hombre, genera mucha curiosidad, es por eso que decidí escribir esto. Quiero alentar esta práctica y concientizar sobre los beneficios de la misma.

En primera instancia, la intervención es ambulatoria y se realiza con anestesia local. Ese día llegué a las 7 de la mañana a la clínica y a las 16 recibí el alta y estaba camino a mi casa manejando. El postoperatorio es muy tranquilo, sólo hay que hacer reposo y ponerse hielo en “la zona” las primeras 48 hs.

La pregunta más frecuente es: “¿Cambia algo en lo que sale?” No, no cambia nada, debido a que lo único que se hace en el procedimiento es interrumpir el pasaje de los espermatozoides, por lo cual no se modifican ni el aspecto, ni la consistencia del semen.

¿Es reversible?

Algunos dicen que no, otros, que si. Imaginen que es como volver a conectar un conducto que cabe dentro de un pelo, bastante complejo. Pero siempre está la opción de realizar una aspiración de espermatozoides, para luego hacer fertilización in vitro, con una tasa de embarazo que llega a un 85% y esto es posible porque el cuerpo nunca deja de producir espermatozoides.

Estamos acostumbrados a esperar que la responsabilidad de la planificación familiar y la anticoncepción esté a cargo de la mujer, sin tener en cuenta los riesgos de los métodos que ellas utilizan, como es el caso de una ligadura de trompas y la alteración natural de las hormonas que producen las pastillas anticonceptivas.

En proporción se hacen 21 ligaduras de trompas cada 1 vasectomía.

No hay mucho más que agregar, pongan los huevos sobre la mesa y háganse cargo, porque estas responsabilidades son compartidas.

Un detalle, obviamente, esto no te protege de ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual.

————————————— Más información: https://www.argentina.gob.ar/salud/glosario/vasectomia”