El hijo de la víctima observó lo ocurrido y logró avisar a la policía. La mujer de 86 años sufrió graves quemaduras.

Una mujer de 86 años fue derivada de urgencia a un hospital con quemaduras de tercer grado. Detuvieron a su pareja, un hombre de la misma edad, a quien se acusa de haberla prendido fuego en una vivienda.

Ocurrió en calle 9 de julio al 1200, en la ciudad de Cosquín. La policía llegó al lugar tras la denuncia de un hombre (50), hijo de la víctima, quien aseguró que vio el momento del brutal ataque tras escuchar los gritos de su madre pidiendo auxilio.

La herida fue trasladada al Hospital Domingo Funes, donde le diagnosticaron la gravedad de su situación. El presunto agresor fue imputado por “homicidio en grado de tentativa calificado por el vínculo”, es decir, intento de femicidio.

En el lugar secuestraron un encendedor. El detenido quedó a disposición de la fiscalía de esa ciudad de Punilla.