El hombre es dueño de una empresa en Córdoba y adeudaba dos años.

Un hombre debió retrasar sus vacaciones cuando la Policía Aeroportuaria le impidió salir del país ya que su nombre se encontraba en el registro de deudores de cuota alimentaria.

El hombre, dueño de una empresa en Córdoba, se encontraba en el aeropuerto de Ezeiza junto a su nueva pareja y otros dos hijos, listo para partir rumbo a Estados Unidos, pero no pudo concretar el viaje.

“No pudimos encontrarle bienes; no había forma de cobrarle así que se libró una orden para impedirle salir del país”, declaró Diana Mezzano, abogada de la ex pareja del empresario, a La Nación.

De esa forma el hombre a los pocos días de la demora depositó unos $300.000 y se comprometió a no incurrir en nuevas deudas. “El 22 me llamó por teléfono para saldar lo adeudado. Hasta ahora la mamá del otro hijo hacía lo que podía y afrontaba los gastos, pero cuando no se pueden sostener empiezan los cambios ya sea de colegio o el recorte de algunos extras”, aseguró la abogada.

El hombre vive en un barrio cerrado de Córdoba y tiene un local de venta de motos.

Padre incumplidor. ​Vale recordar que días atrás Gabriel Tavip, un juez de familia, tomó la decisión particular de prohibirle a un padre incumplidor que vaya a la cancha a ver a Talleres y asista a bailes de cuarteto, sus actividades favoritas.

El hombre tiene un hijo pequeño al que no sólo no le pasa la cuota alimentaria, sino que ni siquiera se presenta a las audiencias de familia, apuntó el juez.

El hombre se muestra seguido en redes sociales en el Estadio Kempes, viendo a Talleres, o en los bailes de Sabroso y Damián Córdoba. La madre del pequeño, ante los reiterados incumplimientos del hombre, solicitó al juez estas medidas.