La pequeña murió tras una larga batalla contra el cáncer. Sus padres le dijeron adiós con una hermosa postal tomada por una enfermera.

El pasado 4 de julio, Zoey Catherine Dagget, de tan solo cinco años, murió tras una larga lucha contra un tumor cerebral que le detectaron en julio de 2016. La salud comenzó a deteriorarse en el último tiempo, cuando la terapia de rayos dejó de hacer efecto. El hecho tuvo lugar en Fairport, cerca de Nueva York.

Sus padres, totalmente devastados por el desenlace fatal, la despidieron con una desgarradora foto que fue registrada por una enfermera. En la tierna postal, aparece la pequeña en brazos de su papá, mientras su mamá la contempla con la mirada. Incluso el perro deja entrever en su cara por el dolor que estaban atravesando.

“Tuvimos dos años para prepararnos para esto, pero nunca, nunca es suficiente”, expresó emocionada la mamá, Casey. Además, relató cómo fueron los últimos días con su hija: se lo pasaron escuchando música y viendo su película preferida, Harry Potter y el Prisionero de Azkabán.

La pequeña Zoey era muy divertida y siempre estaba en movimiento. Pero todo dejó de brillar cuando se cayó en un parque y quedó con una renguera. Ocurrió en julio de 2016. Fue en ese momento cuando le descubrieron la enfermedad: tenía un extraño tipo de cáncer del que solo el 1 por ciento logra sobrevivir.

De acuerdo a los profesionales, este tumor afecta principalmente a niños de entre 4 y 10 años. A medida que crece, provoca problemas en el paciente y hace que pierda la capacidad de caminar, hablar, tragar y ver. Algunos indican que también afecta a la respiración.