Ocurrió en un Centro Médico de Ezeiza, Buenos Aires.

Un médico de 33 años de edad fue detenido acusado de abuso sexual simple, este miércoles. Lo denunció una paciente del Centro Médico Canning que concurrió al consultorio especializado en resonancias y diagnósticos de imágenes para realizarse un análisis renal e transvaginal.

El traumático episodio ocurrió en uno de los consultorios. La mujer  de 27 años de edad le estaba dando la espalda. Notó movimientos raros del hombre, se dio vuelta y lo vio masturbándose. Lo peor fue cuando se sintió que en la espalda había restos de semen.

Indignada, salió corriendo y llamó a la Policía. En medio del escándalo y los gritos, el personal retuvo al profesional  hasta que llegaron los uniformados. El médico no se resistió y se entregó.

Intervino la fiscal de la UFI 3 a cargo de la doctora González del Departamento Judicial Lomas de Zamora.