El DT del ascenso de Instituto falleció a los 59 años. Luchó contra una grave enfermedad. Dirigió equipos como Huracán, Quilmes, Central, Chacarita, Chicago y Ferro.

A primera hora de este miércoles, cuando el fútbol argentino aún no se recuperaba por la pérdida del “Tata” Brown, se conoció la noticia del fallecimiento de Hector “Chulo” Rivoira. El histórico entrenador del ascenso de Instituto de Córdoba tenía 59 años y luchaba desde hace un tiempo contra una grave enfermedad.

El “Chulo” dirigió entre otros equipos a Huracán, Quilmes, Central, Instituto, Chacarita, Chicago y Ferro.

Empezó como jugador en las inferiores de River Plate, se hizo conocido en Almirante Brown y luego fue a otros equipos del ascenso. Se retiró en 1992 como jugador en Ituzaingó.

Entre sus logros profesionales como DT, consiguió el ascenso al Torneo de Primera División de los equipos de Chacarita Juniors en 1999, Instituto en 2004 y Atlético Tucumán en 2009, siendo así el entrenador con más ascensos del fútbol argentino. Durante parte del 2009 y 2010 dirigió a Huracán en primera división, salvándolo de descender a la segunda categoría y habiéndolo tomado en la última posición del promedio general.

Tras su trascendental paso en el 2004, el 4 de mayo de 2015 firmó para Instituto de Córdoba, empezando así su nuevo ciclo.

Tomó al equipo en una situación muy difícil en la décima fecha del campeonato, ya que el equipo estaba en el puesto 21 en la tabla de posiciones y a 4 puntos del descenso directo; logró llevarlo a tener uno de los mejores promedios de la categoría y estar entre los cinco clasificados para jugar por el ascenso directo. Juega la semifinal en dos partidos muy parejos contra Patronato de Paraná; que fue el que ascendió. Finalizó su contrato en junio de 2016.