Fue en Yemen, en una plaza pública. Una mujer que ayudó a descuartizar el cuerpo de la víctima también fue condenada: ¿por qué todavía no fue ejecutada?

Wadah Refat y Mohamed Khaled fueron ejecutados en una plaza pública de Adén, en Yemen tras haber secuestrado, violado y asesinado a un menor de 12 años. La ejecución se hizo en una plaza pública de la ciudad portuaria, ante la vista de cientos de personas que se reunieron para presenciar el cumplimiento de la condena.

En mayo de 2018, Mohamed Saad fue interceptado por los hombres cuando jugaba en su barrio. El nene fue arrastrado a una casa, donde fue violado y asesinado con un cuchillo.

Mohamed Khaled toma agua antes de su ejecución en Yemen. El hombre fue condenado junto a Wadah Refat por haber violado y asesinado a un nene de 12 años.
Mohamed Khaled toma agua antes de su ejecución en Yemen. El hombre fue condenado junto a Wadah Refat por haber violado y asesinado a un nene de 12 años.

Las autoridades también condenaron a una mujer que ayudó a descuartizar a la víctima, aunque su ejecución fue aplazada por su maternidad y planea realizarse cuando termine el periodo de lactancia.

Yemen es uno de los países con tasas de ejecución per cápita más altas del mundo, donde varios crímenes son castigados con la pena de muerte. Las ejecuciones solo se llevan a cabo en lugares públicos en casos que el crimen afecta a los sentimientos del público, como es el caso de las violaciones de menores.

Cientos de personas se reunieron en la ciudad portuaria de Aden para presenciar la ejecución de los dos hombres condenados por violación y asesinato.
Cientos de personas se reunieron en la ciudad portuaria de Aden para presenciar la ejecución de los dos hombres condenados por violación y asesinato.