Dos hermanos le dedicaron a su mamá una despedida durísima en un diario de Estados Unidos. El texto fue subido por un usuario a Twitter y se viralizó por todo el mundo

El comienzo del obituario de Kathleen Dehmlow, de 80 años de edad, es bastante común. Indica cuándo nació, quiénes fueron sus padres, el nombre de su esposo, hijos. Hasta ahí nada llama la atención. Pero en el final del mensaje sus herederos le dedicaron unas palabras crudas que convirtieron un simple aviso fúnebre en una noticia viral.

Pero es la oración cuatro la que toma un giro, un giro incómodo y pretencioso. Dice así: “Abandonó a sus hijos, Gina y Jay, que luego fueron criados por sus padres en Clements, el Sr. y la Sra. Joseph Schunk”.

El obituario de Dehmlow dice que ella era de Springfield, Minnesota. La oda fue publicada en Redwood Falls Gazette este lunes.