En su encuentro en Santa Marta, dice que el Sumo Pontífice le pidió perdón y escuchó su estremecedor relato.

En las últimas horas el obispo chileno Juan Barros y otros 33 sacerdotes dejaron su renuncia a disposición del Vaticano por las sucesivas denuncias de abuso sexual que desde hace años persiguen a la Iglesia chilena. En este contexto, Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de abuso, contó intimidades del encuentro que mantuvo con el Papa Francisco. Sostuvo que el Sumo Pontífice le ofreció disculpas y le dijo: “Dios te hizo gay y te quiere así”.

“Lo primero que me dijo fue: Te quiero pedir perdón, a nombre del Papa y de la Iglesia por todo lo que has pasado. Te pido perdón por mí, porque fui causa de esta situación que te causó tanto dolor en estos últimos meses… El Papa estaba espantado”, contó en una entrevista con el diario El País de España.

Juan Carlos Cruz, habló con el Papa sobre los abusos que sufrió.

Luego agregó: “Yo lloré y a él se le notaba dolido. Me puso la mano en el hombro y me dijo: Llora chiquillo”. Cuando el periodista le preguntó si habían hablado sobre su homosexualidad y el sufrimiento que había tenido, Cruz se desahogó: “Ahí le expliqué que no soy una mala persona, trato de no hacerle daño a nadie. Me dijo: Juan Carlos, que tú seas gay no importa. Dios te hizo así y te quiere así y a mí no me importa”.

En pleno desahogo y catarsis, Cruz le pidió al Papa continuar la lucha contra los abusos en la Iglesia: “Le dije al Papa que podía tener un papado espectacular si toma el toro por las astas y da un golpe fuerte en el tema de los abusos y lanza el mensaje de que el Papa no va a tolerar más esto”.

El obispo chileno Juan Barros, uno de los nombrados como abusador.

El viernes, los 34 obispos de la Conferencia Episcopal chilena presentaron su renuncia en bloque al Papa argentino, “para que libremente decida con respecto a cada uno”, según anunciaron dos voceros de los episcopales que fueron al Vaticano para un encuentro de tres días con Francisco.