Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Presidente le prometió que vendrá a comer con él y una fundación le pagará el final del secundario.

Guillermo Torre, el joven que devolvió una agenda con 150 mil pesos a su dueño, recibió ayer dos sorpresas inesperadas: primero la posibilidad de terminar el secundario por una beca del FAENA, que era su sueño trunco debido al trabajo en una parrilla; y el segundo, el llamado telefónico del presidente de la Nación, Mauricio Macri.

“Desde que devolví ese dinero me pasaron todas cosas buenas”, comentó Guillermo Torre, el joven neuquino que hace una semana tuvo un gesto de honestidad y grandeza al encontrar tirada en la calle una agenda.

Respecto de la llamada del Presidente, Guillermo dijo que fue ayer alrededor de las 18. “Fueron cuatro minutos, atendí el teléfono y me dicen que son de Protocolo de Presidencia. Pensé que era un chiste. Me dijo que cuando venga a Neuquén va a pasar por la parrilla y que el país necesitaba gente como yo” indicó Guilermo a LM Neuquén.

Pero por la acción de devolver el dinero tuvo también doble recompensa -el dueño del dinero le entregó dos mil pesos- ya que también podrá cumplir su sueño de terminar el colegio secundario. Unas horas después, Guillermo, quien trabaja como ayudante de cocina en una parrilla de esta ciudad, dijo que su sueño era completar sus estudios secundarios, que había abandonado en el CPEM 62 cuando cursaba tercer año.

Explicó que en ese momento decidió dejar la escuela porque tenía que salir a trabajar por la situación económica de su familia.

Ayer, el joven de 26 años recibió una beca por parte de la Fundación de Altos Estudios para la Nueva Argentina (FAENA) a través de su secretario general, Gastón Contardi. De esta manera, Guillermo podrá cursar el bachillerato libre, sin obligación de asistir a clases, recibiendo todo el apoyo necesario para poder estudiar, rendir exámenes y completar con éxito el secundario.

Contardi dijo que Guillermo recibirá el material de estudios en soporte digital, contará con tutores y aclaró que la beca será por un año. “En el caso de que Guillermo no pueda completar los dos años durante el 2018, ya que nuestro programa permite que el alumno pueda rendir las materias de dos años en uno, se le extenderá la beca para el 2019”, dijo.

Ayer, Guillermo se llevó la beca y un llamado del mismo Macri.

Guillermo trabaja de ayudante en una parrilla y tuvo que abandonar el secundario.

Una conducta que no tiene precio

El lunes pasado Guillermo salió de su casa rumbo a la parrilla donde trabaja y en la calle Salta, en cercanías de la rotonda de la Ruta 7 y Avenida del Trabajador, vio cómo se le caía una agenda a un hombre que iba en una moto. Adentro había dos cheques de 60 mil pesos, 20 mil pesos en efectivo, 600 dólares y una chequera en blanco. Le gritó al motociclista y lo corrió cuatro cuadras, pero le perdió el rastro. “No lo dudé un segundo, no me iba a quedar con lo que no era mío, así me lo enseñó mi familia”, dijo el joven.

Fuente: LMNequen