El error de cálculo se descubrió ahora pero comenzó en 2016. El intendente Cuenca pide que ahora se devuelva el dinero. Repercusiones en medios de todo el país.

Por un error de cálculo,  en los ítems antigüedad y título, el municipio de Campo Santo liquidó mal los sueldos de sus empleados desde 2016, llegando a pagar un total aproximado de 5 millones de pesos de más.  Ahora, el intendente Mario Cuenca explicó que hubo empleados que llegaron a cobrar salarios de hasta 150 mil pesos cuando en realidad debían percibir sólo $50.000 y pide que ahora devuelvan el dinero.

Tal papelón que generó molestias en los mismos empleados que ahora anunciaron medidas de fuerza y la noticia alcanzó estos días a los medios nacionales frente a los que Cuenca salió a dar explicaciones a TN y Cadena 3, entre otros medios.

“Hubo uno que cobró $150 mil el mes pasado, cobró $80 mil demás y tiene que devolver el dinero. No hay un derecho adquirido en eso”, planteó en comunicación con Cadena 3. El mandatario aseguró que él también cobró mal y en total debe devolver $800 mil.

El escandaloso gasto en sueldo que debía afrontar Campo Santo, una localidad de 6 mil habitantes y con 120 empleados se hizo insostenible y por eso se ordenó una Auditoria desde 2006 que finalizará la semana próxima pero que por ahora determinó que el monto total que se entregó de más alcanzaría aproximadamente los 5 millones de pesos.

De acuerdo a las explicaciones brindadas por Cuenca, el error radicaba en el cálculo de la antigüedad y el título. “La antigüedad, al igual que el título, se calculan sobre el básico, pero nosotros lo estábamos calculando sobre el total bruto, la diferencia en el resultado es notable y beneficia a los más antiguos”, explicó el jefe comunal camposanteño.

En promedio los trabajadores tienen que devolver los $4 millones a $5 millones de pesos, dos empleados en particular cercanos al mandatario cobraron cerca de $1 millón y otro $1 millón 500 mil. Según el informe, en vez de liquidar un porcentaje de aumento salarial por año de antigüedad sobre el básico, se liquidaba sobre el salario total.

El dirigente de ATE José Arce reconoció que “realmente se estaban abonando sueldos imposibles. Sabemos que no es responsabilidad de los trabajadores, pero se debe corregir ese error. El tema de la devolución lo debemos conversar. Lo que propusimos es que para no perjudicar a los de menor sueldo, haya consideraciones. Creo que habrá un acuerdo”.

Protesta

Empleados municipales pertenecientes al municipio de Campo Santo, decidieron realizar una medida de fuerza cuando comprobaron que el sueldo del mes de marzo vino con importantes descuentos. La jornada de protesta tuvo lugar el pasado jueves 1 del corriente, sin apoyo de gremios.
“Cobramos muy poco, nos descontaron casi la mitad del sueldo, nos dijeron que es por un error contable que veníamos cobrando de más, pero eso no es nuestra responsabilidad. Es un derecho adquirido, no pueden hacernos devolver todo ese dinero”, declaró Jorge Falcón, empleado municipal.
Sobre este descuento, el intendente Mario Cuenca expresó: “Efectivamente, se trata de un error nuestro; este error se viene produciendo desde el año 2017 según los primeros resultados de la auditoría que ordené se hiciera para determinar por qué estábamos pagando sueldos tan elevados. Pero es posible que el error se venga repitiendo desde 2016, eso lo sabremos cuando terminemos de realizar toda la auditoría”.
Los montos muy elevados de sueldos a lo que hizo referencia el intendente reflejaban que algo no se estaba haciendo bien. “Yo vengo desde 2017 pidiendo que revean el cálculo de los sueldos porque había montos muy elevados, pero desde el área contable siempre me dijeron que todo estaba bien. Este mes, con el aumento otorgado, en uno o dos casos, el sueldo trepó a más de 200.000 pesos y ni el Gobernador gana tanto. Me puse firme y exigí un estudio profundo de la forma como se calculaban los sueldos y se pudo detectar el error”, explicó el intendente.
Cuenca dio ejemplos con aquellos trabajadores de mayor antigüedad. “Teníamos sueldos de $150.000, $90.000, $60.000, lo que era imposible de pagar. La diferencia entre los que estaban cobrando y lo que en realidad deberían cobrar es, por ejemplo de $98.000, $64.000 y $30.000 entre los más elevados. Esa es la cantidad que cobraban de más. Los empleados eran conscientes de que no podían cobrar tanto y yo estoy convencido de que deben devolver lo que cobraron de más”.
Firme en sus convicciones, Cuenca agregó que ahora se va a reunir “con funcionarios del Ministerio de Trabajo, con los gremios y los trabajadores”.
Y continuó con su explicación aclarando que “cubrir el pago de los sueldos este mes a la Municipalidad le significaban un total de $3.200.000, cuando en realidad deberían haberse devengado $1.500.000”.
Más adelante, el atribulado jefe comunal se escudó con el argumento de que “yo me dedico a conseguir el dinero y no estoy controlando lo que hace el contador ni el personal de finanzas. Lamentablemente incurrieron en un grave error”.
Y especuló lo siguiente: “Como estamos en un año electoral, a mí me hubiera convenido hacerme el desentendido, dejar las cosas como están y evitarme problemas, pero le iba a dejar un enorme problema al intendente que venga después. Además, si realizaban una auditoría y detectaban lo que se estaba pagando, me podrían denunciar y terminar preso”.
Para finalizar, Cuenca dijo que se va a poner “a trabajar para que se normalicen los montos de los sueldos sin perjudicar a los que menos cobran”.