No es la primera vez que un mensaje de este tipo circula por los pasillos del hospital Rawson de la capital cordobesa.

El hospital Rawson de Córdoba puso en la morgue un cartel que llamó la atención de los pacientes. “No llevarse las sábanas de los cadáveres”, dice el cartel pegado en la pared del sector de anatomía patológica.

Hasta allí fueron las cámaras del programa cordobés para chequear que los rumores fueran ciertos. Y no sólo encontraron el cartel pegado, sino que un médico del servicio no descartó los hurtos. El director del hospital, en cambio, lo negó.

No es la primera vez que un mensaje de este tipo circula por los pasillos del hospital Rawson de la capital cordobesa. En 2016, quien por entonces era director de ese centro de salud les ordenó a los pacientes que se llevaran sus sábanas cuando iban a internarse, hartos de los robos.

Alejandro Saya, médico de anatomía patológica, dijo ante las cámaras de Arriba Córdoba que pueden llevarse las sábanas “porque es un lugar al cual accede mucha gente y hay dificultad para establecer un control permanente”.

Saya dio a entender que la gente que se lleva la ropa blanca lo hace cuando se produce el retiro del cuerpo, y que hay algunos horarios en los que no es posible vigilar el sector.

Miguel Díaz, director del hospital Rawson, negó los robos y faltantes de sábanas ante Arriba Córdoba, y dijo que ese cartel es viejo: “Corresponde al manejo interno del circuito del material de cama del hospital. El tratamiento de las sábanas está estipulado por normas de bioseguridad y de manejo de cadáveres”.

Díaz explicó que no han tenido reportes de hurtos ni siquiera de parte de pacientes, como sí sucedía hace unos tres años.

“No tengo información de que haya robos de sábanas. La pérdida se produce durante el proceso de lavado o del tratamiento de seguridad debido al desgaste que sufren”, cerró el director del hospital.