El Hospital Privado criticó la obligatoriedad de que las instituciones realicen el procedimiento.

La media sanción de Diputados al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo ya tiene sus primeros coletazos. Aunque aún falta la aprobación del Senado para que se convierta en ley, un conjunto de clínicas privadas se manifestó en contra de la iniciativa.

Diferentes instituciones de Buenos Aires emitieron un comunicado al que adhirió el Hospital Privado Universitario de Córdoba. Los centros de salud criticaron que se los obligue a realizar el aborto, prohibiendo “la objeción de conciencia e ideario institucional”.

“El proyecto prevé que el incumplimiento pueda derivar en severas condenas de cárcel para los directivos y remite expresamente a normas que establecen el cierre o clausura temporal o definitiva del establecimiento de salud”, afirmaron.

“Abogamos por una legislación que respete la objeción de conciencia individual e institucional, que respete la libertad de pensar y de creer, de asociarse y de trabajar, de cuidar y de curar, de salvar y de sanar, sin que se corra el riesgo de prisión, de inhabilitación o de clausura por actuar de acuerdo a su propia conciencia e ideario“, manifestaron.

Acá, el comunicado completo:

comunicado hospital privado