No lo dejaron entrar a un boliche y escribió una publicación en su Facebook para concientizar. El joven piensa denunciar al local ante el Inadi.

El protagonista es un chico de 24 años oriundo de Bell Ville, que quiso salir a bailar un sábado a la noche junto a sus amigos como cualquier joven, pero se encontró con una situación desagradable.

Mientras hacía la fila para ingresar a una conocida disco de su ciudad, el guardia hizo pasar a sus amigos y a él le dijo “vos hacete a un lado, gordito”. En un principio, Lisandro no pensó que no lo fueran a dejar pasar, conocía a todos en el lugar y ya había ido otras veces. Pero después de esperar varios minutos vio una situación similar con otro chico y se dio cuenta que lo estaban discriminando. La excusa era que no tenía invitación y que era menor, pero a nadie de todos los que ingresaron esa noche se la pidieron, incluso a sus amigos. Además, tiene 24 años y aparenta más que su edad.

Después de pasar un momento desagradable, el joven decidió regresar a su casa y tuvo que llamar para que lo buscaran, porque estaba en las afueras de la ciudad y no tenía otra forma de volver. Entró al auto y al ver a su hijo llorando, el padre fue al boliche a pedir explicaciones, donde nadie se las dio. Ahora, su abogado prepara una denuncia al Inadi contra el local bailable.

La carta se titula “El sábado de un gordo”, y relata la triste situación que tiene que vivir un joven por ser diferente a los cánones de belleza actuales.