En el primer partido de la Champions, la Pulga pisó fuerte con un golazo de pelota parada; así se vivió desde la tribuna