La mujer había dado a luz en el baño del centro de salud, ubicado en San Luis. La acusan de “homicidio calificado por el vínculo”, ya que sospechan que abandonó a su hijo envuelto en una campera.

La policía de San Luis detuvo este lunes a Romina Jaime, la mamá del bebé recién nacido que fue encontrado muerto por asfixia hace dos meses en un lugar de descarte de residuos patológicos del Hospital del Sur de la capital provincial.

La detención de la mujer de 21 años se produjo en su casa del barrio San Luis XV. El juez del caso, Ariel Parrillis, también ordenó el arresto de la abuela de la víctima, Mónica Roxana Zigman, que había acompañado a su hija al centro de salud el día del parto.

Según detallaron los investigadores, el bebé había nacido “sin complicaciones”, con un peso de 2,6 kilos. Sin embargo, a las pocas horas fue encontrado muerto envuelto en una campera.

La mamá del nene había asistido al hospital por un fuerte dolor abdominal y pidió permiso para ir al baño. Allí, dio a luz sola, envolvió a su hijo con su abrigo y se lo entregó a su madre, que la estaba esperando afuera.

Cuando los médicos constataron que la mujer había parido en el centro de salud, empezaron a buscar al bebé. Hasta que lo encontraron muerto en un tacho de basura patológica del lugar. Creen que la abuela de la víctima fue la encargada de abandonarlo allí. Ambas mujeres fueron imputadas por “homicidio calificado por el vínculo”.