Creen que a Jésica Riquelme la mató su pareja. En el hospital detectaron contusiones en la cabeza. El acusado quedó detenido, pero sus familiares aseguran que se trató de un accidente y que la víctima se cayó.

Una embarazada de 26 años falleció a causa de golpes en la cabeza, y por el hecho fue detenida su pareja, un sujeto de 38 años que tenía una restricción perimetral tras denuncias de la víctima por violencia de género, en un hecho registrado en Entre Ríos. La joven cursaba un embarazo de siete meses y se le hizo una cesárea de emergencia para salvar a su beba, que quedó en cuidados intensivos.

Según trascendió, todo ocurrió durante el mediodía de ayer y la mujer fue derivada al Hospital Justo José de Urquiza de la localidad entrerriana de Federación, al norte de la provincia.

Jésica Riquelme ingresó al nosocomio sin signos de vida. En la guardia se constató que había muerto minutos antes antes a causa de la gravedad de las heridas, y el médico que recibió el cadáver observó un severo golpe en la cabeza, como también en la nariz.

A pesar de la dramática situación, el facultativo a cargo decidió avanzar con el parto prematuro y se logró dar a luz a través de una operación de cesárea una beba que rápidamente fue derivada al hospital Masvernat de Concordia para una mejor atención. “La beba está ahora en cuidados intensivos”, señaló una fuente del hospital.

Con el primer informe médico, desde la Justicia de Federal se ordenó a la Policía buscar y demorar a la pareja de la mujer fallecida. La pesquisa quedó a cargo de la fiscal Eugenia Molina.

Personal de la Jefatura se trasladó hasta la casa del sospechoso en el barrio Salta, en la zona este de Federal y tras ser localizado, fue detenido e incomunicado en la Alcaidía.

Jesús Sánchez, de 38 años, es la persona detenida que se encuentra a disposición de la Justicia. “Hay sospechas más que concretas de que se está frente a un femicidio. Creemos que el hombre estaba en el lugar con la víctima”, indicó un vocero judicial.

Por otra parte, se dispuso una serie de allanamientos para tratar de aclarar en qué circunstancias las mujer sufrió el golpe letal en la cabeza como en el rostro.

Algunos allegados al detenido, hicieron saber a las autoridades que no se está frente a un hecho extremo de violencia de género, sino que todo se originó con un accidente donde la mujer habría tropezado y golpeado su cabeza.

Anoche, se practicaba la requisa en la casa de la víctima para establecer la planimetría del lugar, como otras pruebas de criminalítica que solicitó la fiscalía en turno.

De igual modo, se inició el trabajo investigativo para conocer la existencia de testigos que puedan aclarar cómo se produjo la muerte de la mujer.

También se ordenó practicar la autopsia en el propio hospital de Federal, que será determinante para saber qué provocó el deceso de la mujer.

Un dato que no pasó desapercibido es que en la fiscalía de Federal que investiga el caso hay una denuncia por violencia de género efectuada a fines del 2018 de parte de la mujer que falleció contra su pareja.

La pareja tuvo dos hijos, actualmente de 3 y 5 años, que están a resguardo de los familiares de la mujer fallecida.

Sobre la denuncia por violencia de género, se aclaró que la Justicia le había impuesto una restricción de acercamiento por 90 días, por lo cual no debía acercarse a la vivienda de la denunciante. Sin embargo, el hombre habría estado en la casa al momento del hecho.

Familiares, amigos y vecinos de Jésica organizan una marcha para pedir justicia. Será hoy desde las 17, y la convocatoria es en la Plaza Urquiza, frente a la zona de tribunales.