El nombre del portal era Cazador Legal y fue dado de baja gracias al accionar de las autoridades. Cosificaba a las mujeres, incluso a chicas menores de edad, en lo que se calificó como un hecho de violencia de género digital

Dieron de baja un blog que se dedicaba a subir fotos y vídeos de mujeres, exhibiendo sus cuerpos sin su consentimiento. Se trata de Cazador Legal, un sitio web cuyo dueño tomaba imágenes de las jóvenes, algunas de ellas menores de edad. Con este accionar, vulneraban su intimidad, violaban la ley de acoso sexual y configuraban un episodio de violencia de género digital.

El portal, que funcionaba desde 2014 y contaba con 102 mil visitantes de diferentes partes del mundo, fue desarticulado gracias al trabajo en conjunto del Centro de Protección de Datos Personales (CPDP) de la Defensoría del Pueblo porteña, el Centro de Ciberseguridad de la Agencia de Seguridad de la Información (BA-CSIRT) y el Programa “Atención Integral a las Víctimas de Violencia Doméstica y Sexual”.

La alarma se activó con una llamada anónima a la Defensoría que hablaba de este sitio y su cosificación hacia la mujer. En la página se podían observar decenas de imágenes de una misma mujer, exhibiendo sus partes íntimas -generalmente la cola-, acompañado de frases misóginas.

“No sé si serán los Danoninos o no sé qué, pero las pibitas de hoy vienen bastantes desarrolladas”, decía el texto que acompañaba una de las publicaciones, mientras otra insistía: “Yo iba tranqui caminando, cuando de repente me la cruzo a ella. Carita preciosa, con una pequeña calza gris, toda bien colada, tanga visible y encima en el semáforo se hacía la boluda sacando culo para que todos la miren”.

El creador de la página, que en una solapa se preguntaba si “¿es un delito realizar esta actividad?”, contaba además con la complicidad de sus seguidores, que dejaban mensajes.“Viendo que no subís más seguido, estaría bueno que habilitaras el blog para subir material, tengo varias cacerías para compartir”, señaló uno. Otro, pedía consejos: “Hola, gente. Este verano quiero ponerme a cazar con mucho cuidado para no ser descubierto, pero no sé como ocultar la cámara para no ser descubierto. ¿Alguna idea?”.

En diálogo con DIARIO POPULAR, el especialista en Ciberseguridad y asesor legal del BA-CSIRT, Daniel Monastersky, confió que el registro y la utilización de las imágenes estaba fuera de la ley por varios motivos. “Incumple la normativa vigente sobre protección de datos personales; la Ley 5.742 que previene y sanciona la figura de acoso sexual; el Código Civil y Comercial que obliga el consentimiento del titular del dato para captar o reproducir su imagen; y la Ley 26.061 que prohibe difundir información o imágenes de niñas, niños y adolescentes”, enumeró.

Monastersky reconoció que “alguno puede decir que no es tan grave, que no se identifica a una persona, pero los comentarios que hace son una locura”. “Hay que pensar que puede ser tu hermana, tu amiga, tu novia o tu mujer. Lo bueno es que esto sienta un precedente y te hace darte cuenta de que no se puede hacer esto gratuitamente”, valoró el especialista.

Al hablar sobre cómo atraparon al “cazador”, María Julia Giorgelli, subcoordinadora operativa de gestión del CPDP, señaló: “Primero notificamos a Google, ya que el blog fue creado gracias a su plataforma, pero no lo pudo dar de baja. Frente a eso, como en el blog aparecían algunos enlaces del responsable, pudimos tomar contacto con él vía Facebook y le notificamos que estaba violando diferentes normativas”.

El mensaje a esa cuenta, con características de ser falsa -lo que configuraría el delito de suplantación de la identidad-, fue enviado el viernes pasado. El lunes por la mañana, el dueño del sitio respondió y ese mismo día por la noche dio de baja el portal, que hoy permanece inactivo.

Gustavo Linares, director del BA-CSIRT, subrayó que el organismo que dirige “tiene como objetivo informar y orientar a los ciudadanos en lo que respecta a los delitos y/o modalidades que se cometen a través de medios digitales”.

Esa entidad, junto al CPDC, aclararon que van a seguir trabajando en conjunto ya que “permanentemente se generan sitios de estas características destinados a estigmatizar, cosificar y naturalizar formas de violencia; en definitiva, atentar contra la libertad, la dignidad y los derechos personalísimos de millones de personas”.