Se trata de Claudio Fitterer, dueño de un supermercado en Bahía Blanca, quien se filmó con una mujer que no hablaba español y la hizo repetir groserías. Desde ahora no puede ingresar a los partidos de la Copa del Mundo.

Tras la expulsión de un hincha argentino que viralizó un video donde “engañaba” a una mujer rusa para que repitiera groserías en castellano dictadas por él, se conoció el caso de otro argentino que grabó material similar que rápidamente recibió críticas en las redes sociales.

El primer involucrado, identificado como Néstor Fernando Penoviy oriundo de la localidad bonaerense de Wilde, fue expulsado del Mundial y arribó este viernes a la Argentina. Desde el aeropuerto de Ezeiza, Penovi dijo “me dio asco verme” cuando fue interrogado por la prensa e increpado por una señora.

Casi al mismo tiempo, a través de las redes sociales, surgió otro vídeo donde se ve a una joven rusa repitiendo las palabras que le “dicta” un hombre vestido con la camiseta de la Selección argentina.

“Me gusta el p…. A papá le hacen p….”, le hace repetir el hombre a la chica, que por no saber el significado de lo que dice en español, se ríe junto a él.

Según trascendió en las redes sociales, el misógino es Claudio Fitterer, dueño del supermercadoLa Ilusión de Bahía Blanca.

La noticia fue confirmada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich“Al igual que Penovi, Claudio Fitterer se aprovechó de una mujer para dirigir palabras soeces y pasarse de vivo. Acabamos de ingresarlo a la base para que, como los otros 3000, no pueda ingresar a los estadios durante el Mundial de #Rusia” escribió.