Hay un imputado más, que no fue detenido por ser menor de edad. La víctima contó en un vídeo de Instagram lo que vivió en esa reunión el sábado a la noche.

La denuncia fue a través de Instagram. Luego intervino la Justicia. Una chica de 17 años dijo haber sido violada por al menos diez hombres el último sábado a la noche en una “previa” (fiesta generalmente realizada en una casa particular). Hasta el miércoles, solo había un imputado, de 24 años, que estaba libre, aunque todos los acusados vivieran a menos de cinco cuadras de la casa de la víctima. Este viernes, a seis días de la agresión, los diez están detenidos.

Según publicó el portal Infosur, la fiscal Claudia Bresavek imputó por abuso sexual a diez hombres de entre 18 y 24 años. Los diez fueron detenidos en la noche del jueves. Mientras que se espera la intervención del fuero de Responsabilidad Penal juvenil por otro acusado —el número once— que es menor de edad.

Este jueves se llevaron a cabo nueve allanamientos en distintos puntos de Florencio Varela. En el vídeo de la denuncia, la chica había dicho entre lágrimas que tras la denuncia a la Policía, sus agresores pasaban junto a ella “cagándose de risa”.

La denuncia fue a través de Instagram. Luego intervino la Justicia. Una chica de 17 años dijo haber sido violada por al menos diez hombres el último sábado a la noche en una “previa” (fiesta generalmente realizada en una casa particular). Hasta el miércoles, solo había un imputado, de 24 años, que estaba libre, aunque todos los acusados vivieran a menos de cinco cuadras de la casa de la víctima. Este viernes, a seis días de la agresión, los diez están detenidos.

Según publicó el portal Infosur, la fiscal Claudia Bresavek imputó por abuso sexual a diez hombres de entre 18 y 24 años. Los diez fueron detenidos en la noche del jueves. Mientras que se espera la intervención del fuero de Responsabilidad Penal juvenil por otro acusado —el número once— que es menor de edad.

Este jueves se llevaron a cabo nueve allanamientos en distintos puntos de Florencio Varela. En el video de la denuncia, la chica había dicho entre lágrimas que tras la denuncia a la Policía, sus agresores pasaban junto a ella “cagándose de risa”.

A seis días de ese episodio, finalmente el juez calificó el delito como “abuso sexual con acceso carnal”, tal como lo pidió la fiscalía. A su vez, se especificó que la agresión fue en el contexto de violencia de género, contemplado en la Ley “Ni Una Menos” (la 26.485) que habilita al magistrado a ordenar medidas para la recomposición de los derechos de la mujer. Esto dada la cercanía de los agresores con la casa de la víctima.

Desde la UFI 8 aclararon a este diario que es importante entender la situación de vulnerabilidad en la que vive la víctima. A los 15 años fue madre tras haber sido violada por su padrastro. Sin una madre presente, desde entonces vivía en la casa de su tía, que es cartonera.

Una semana antes de la violación grupal, esa mujer se había acercado a un Juzgado de Familia para dejar asentado que “por mala conducta” no podía seguir haciéndose cargo de la adolescente, y pidió la tenencia de la nena de la joven, de dos años de edad.

Fuente: Clarín